Descubren que Andrómeda tiene el mismo tamaño que la Vía Láctea

Estábamos totalmente equivocados acerca del tamaño de nuestra galaxia vecina Andrómeda.

andromeda

En un descubrimiento sorprendente, gracias a la aplicación de una nueva técnica para medir la masa de las galaxias, un equipo de astrofísicos del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía ha descubierto que la galaxia de Andrómeda -nuestra vecina de 'al lado'- tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Vía Láctea, y no dos o tres veces más grande que nuestra galaxia, que era lo que se pensaba hasta ahora.

 

Tanto la Vía Láctea como la galaxia de Andrómeda (M31) son galaxias espirales gigantes en nuestro universo local. Y en unos 4.000 millones de años, la Vía Láctea y Andrómeda colisionarán en un combate de sumo gravitacional que finalmente las unirá para siempre. A la luz de este nuevo descubrimiento significa que, cuando las dos galaxias se fusionen, la Vía Láctea no será consumida por la galaxia de Andrómeda como sugirieron modelos anteriores.

 

Debido a que los astrónomos previamente pensaron que Andrómeda era hasta tres veces más masiva que la Vía Láctea, esperaban que nuestra galaxia fuera absorbida por nuestra vecino más grande, pero parece que habíamos sobreestimado a nuestro oponente.

 

Calculando la masa

 

Los expertos, dirigidos por el astrofísico Prajwal Kafle, encontraron que la masa de la galaxia de Andrómeda es alrededor de 800.000 millones de veces la masa del Sol. Así pues, nuestro vecino galáctico más cercano tiene más o menos el mismo tamaño que la Vía Láctea (700.000 millones de veces la masa del Sol). Este hallazgo coloca a las dos galaxias, separadas por una distancia de aproximadamente 2,5 millones de años luz, a la par en términos de tamaño.

 

Para determinar el tamaño de la galaxia de Andrómeda, el equipo utilizó una técnica que calcula la velocidad requerida para que una estrella de movimiento rápido escape de la atracción gravitacional de su galaxia anfitriona. Esta velocidad requerida necesaria para la eyección se conoce como la velocidad de escape de un objeto.

 

"Cuando un cohete se lanza al espacio, se lanza con una velocidad de 11 km / s para superar la atracción gravitacional de la Tierra. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, es más de un billón de veces más pesada que nuestro pequeño planeta Tierra, por lo que para escapar de su atracción gravitatoria debemos lanzarla con una velocidad de 550 km / s", explicó Kafle.

 

Modificando el mapa del Grupo Local



Nuestra galaxia y Andrómeda son las dos galaxias más grandes en lo que se conoce como el Grupo Local, una colección de más de 30 galaxias que abarca aproximadamente 10 millones de años luz.

 

Este hallazgo "transforma completamente nuestra comprensión del grupo local. Pensábamos que existía una galaxia más grande y que nuestra propia Vía Láctea era un poco más pequeña, pero ese escenario ahora ha cambiado por completo", aclara Kafle.

 

Esta no es la primera vez que se vuelve a calcular el peso de una galaxia basándose en el análisis de las velocidades de escape de los objetos que contiene. En 2014, Kafle usó una técnica similar para revisar la masa de la Vía Láctea, mostrando que nuestra galaxia tiene mucha menos materia oscura -una misteriosa forma de materia que tiene gravedad pero no interactúa con la luz- de lo que se pensaba anteriormente.

El resultado de todo esto es que ahora necesitamos nuevas simulaciones para descubrir qué sucedería cuando las dos galaxias inevitablemente se fusionen. Pero también significa que
tenemos una nueva forma de recopilar datos sobre nuestro universo.

"Es realmente emocionante que hayamos podido idear un nuevo método y, de repente, 50 años de comprensión colectiva del grupo local han cambiado radicalmente", concluye Kafle.

 

Referencia: The Need for Speed: Escape velocity and dynamical mass measurements of the Andromeda galaxy. Monthly Notices of the Royal Astronomical Society 2018. Prajwal R. Kafle, Sanjib Sharma, Geraint F. Lewis, Aaron S. G. Robotham, Simon P. Driver. DOI: 10.1093/mnras/sty082

 

CONTINÚA LEYENDO