Descubren por qué la luz nos mantiene despiertos

La luz y la oscuridad afectan a nuestro ciclo de sueño pero, ¿cómo nos afecta exactamente?

Varios ejemplares de pez cebra fueron modificados genéticamente para expresar cierta proteína, llamada Procineticina 2 (PROK2), en exceso. Esta sobreexpresión de la proteína provocó que los peces fueran más propensos a conciliar el sueño durante el día y a despertar por la noche, en comparación con los ejemplares de peces cebra no modificados.


Curiosamente, esto no parecía depender del ritmo circadiano regular del pez, sino que
el efecto estaba influenciado exclusivamente por si las luces estaban encendidas o apagadas a su alrededor.

Los resultados de los experimentos indican que
Prok2 puede inhibir el efecto de despertar que normalmente tiene la luz, así como el efecto inductor del sueño por parte de la oscuridad.


En este efecto de sueño provocado por la luz, los investigadores también descubrieron que
los niveles altos de PROK2 también aumentaron los niveles de galanina, un neuropéptido encontrado en el hipotálamo anterior del cerebro (que desempeña un papel clave en la regulación del sueño).

 

¿Tendrá este mismo efecto en los seres humanos? Próximas investigaciones esperan responder a esta pregunta. Pero si fuese así, podríamos contar en el futuro con nuevos fármacos para controlar tanto el sueño como el despertar.

 

"Los resultados de nuestro estudio sugieren que los niveles de Prok2 juegan un papel crítico en establecer el equilibrio correcto entre el sueño y la vigilia durante el día y la noche. Aunque los animales diurnos como el pez cebra pasan la mayor parte de su tiempo dormidos por la noche y despiertos durante el día, también toman siestas durante el día y ocasionalmente se despiertan por la noche, similar a muchos humanos", aclara David Prober, líder del trabajo.

 

Referencia: Light-Dependent Regulation of Sleep and Wake States by Prokineticin 2 in Zebrafish. Neuron. Junio 2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.neuron.2017.06.001

 

Etiquetas: cerebrocienciadormirnoticias de cienciasalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar