Descubren microbios vivos en condiciones similares a las que tendrían en Marte

Los microbios encontrados viven en el Alto Ártico de Canadá, en unas condiciones muy parecidas a las que tendrían en algunas zonas de Marte. Los han encontrado en un manantial de permafrost, un ambiente extremadamente salado, frío y casi sin oxígeno.

En un artículo publicado en The ISME Journal, un grupo de científicos de la Universidad McGill, en Canadá, ha llegado a la conclusión de que los microbios que viven en el Alto Ártico de Canadá en unas condiciones similares a las de Marte podrían sobrevivir si comen y respiran compuestos que se han detectado en el planeta rojo, como son el metano, los sulfuros, el sulfato, el monóxido de carbono y el dióxido de carbono.

Lost Hammer Spring es un manantial situado en Nunavut, en el Alto Ártico canadiense. Es uno de los manantiales terrestres más fríos y salados conocidos hasta el momento. En él, el agua extremadamente salada (24 % de salinidad) asciende a la superficie desde una profundidad de 600 m de permafrost. El agua del manantial permanece siempre a temperaturas bajo cero, unos 5 grados bajo cero, y casi no contiene oxígeno (<1ppm de oxígeno disuelto). Al ser tan salada el agua, Lost Hammer Spring no se congela, manteniéndose de esta manera un hábitat de agua líquida incluso a temperaturas que bajan de los 0 grados. Estas condiciones serían análogas a las que se han encontrado en algunas zonas de Marte, en las que se han visto depósitos de sal generalizados y posibles manantiales de sal fría. Aunque en estudios anteriores se han encontrado evidencias de microbios en este tipo de ambiente similar al de Marte, este es uno de los pocos estudios en los que se encuentran microbios vivos y activos.

Banquisa en el Ártico
iStock

¿Qué forma de vida podría existir en Marte? Para tratar de responder a esta pregunta, el equipo de investigadores de la Universidad McGill, dirigido por Lyle Whyte, del Departamento de Ciencias de los Recursos Naturales, ha empleado herramientas genómicas de última generación y métodos de microbiología unicelular para identificar y caracterizar a la nueva comunidad microbiana que vive y está activa en este manantial único. Encontrar los microbios y secuenciar su ADN y ARNm no fue una labor sencilla para los investigadores. "Nos llevó un par de años trabajar con el sedimento antes de poder detectar con éxito comunidades microbianas activas", explica Elisse Magnuson, estudiante de doctorado en el laboratorio de Whyte y primera autora del artículo. "La salinidad del entorno interfiere tanto en la extracción como en la secuenciación de los microbios, así que cuando pudimos encontrar pruebas de comunidades microbianas activas, fue una experiencia muy satisfactoria".

Aislando y secuenciando el ADN de los microbios del manantial, los investigadores fueron capaces de reconstruir los genomas de aproximadamente 110 microorganismos, la mayoría de ellos desconocidos hasta ahora. Los genomas han aportado información acerca de cómo sobreviven y prosperan estos microorganismos en un entorno tan extremo, dando una idea de lo que puede estar sucediendo en lugares análogos. Mediante la secuenciación del ARNm, el equipo pudo identificar los genes activos en los genomas, así como identificar algunos microbios muy inusuales con un metabolismo activo.

Sin materia orgánica también se vive

"Los microbios que encontramos y describimos en el manantial Lost Hammer son sorprendentes porque, a diferencia de otros microorganismos, no dependen de la materia orgánica ni del oxígeno para vivir", añade Whyte. "En cambio, sobreviven comiendo y respirando compuestos inorgánicos simples como el metano, los sulfuros, el sulfato, el monóxido de carbono y el dióxido de carbono, todos los cuales se encuentran en Marte. También pueden fijar el dióxido de carbono y los gases de nitrógeno de la atmósfera, todo lo cual los hace altamente adaptados a sobrevivir y prosperar en ambientes muy extremos en la Tierra y más allá."

La siguiente tarea de los investigadores será cultivar y caracterizar los microbios más numerosos y activos y de esta peculiar comunidad microbiana, para así entender mejor cómo prosperan en el ambiente tan frío y tan salado del manantial Lost Hammer. Los investigadores esperan que esto, a su vez, ayude a interpretar los enigmáticos isótopos de azufre y carbono que se obtuvieron recientemente del rover Curiosity de la NASA en el cráter Gale de Marte.

 

Referencia: Magnuson, E., Altshuler, I., Fernández-Martínez, M.Á. et al. 2022. Active lithoautotrophic and methane-oxidizing microbial community in an anoxic, sub-zero, and hypersaline High Arctic spring. The ISME Journal. DOI: https://doi.org/10.1038/s41396-022-01233-8

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo