Descubren los restos de un dinosaurio acorazado con espinas gigantes

El 'nuevo' dinosaurio vivió hace aproximadamente 140 millones de años y pertenece al grupo de saurópodos.

Un equipo de científicos del del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina) y de la Fundación Azara-Universidad Maimónides ha descubierto los restos de una nueva especie de dinosaurio herbívoro que vivió hace 140 millones de años.

 

Se trata de una especie desconocida de dinosaurio y sus restos fósiles han sido hallados en la región patagónica de Argentina, según describen en su estudio publicado en la revista Scientific Reports.

 

El "nuevo" dinosaurio, bautizado como "Bajadasaurus pronuspinax", en referencia a la formación geológica Bajada Colorada en la provincia de Neuquén, donde se encontraron los restos del animal, pertenece al grupo de los saurópodos, entre los que se incluyen los famosos diplodocus, braquiosaurios y aragosaurios, que son considerados los animales terrestres de mayor tamaño que han habitado la Tierra.

 

Llamativas espinas



Cabe destacar las grandes espinas óseas que cubren el cuello y la espalda del dinosaurio, según explican los paleontólogos responsables del trabajo. El espécimen es un miembro de la familia de los dicraeosáuridos, localizados dentro del grupo más grande de saurópodos.

"Los saurópodos son grandes dinosaurios con cuellos largos y colas largas, pero específicamente esta es una pequeña familia dentro de los saurópodos que poseía una longitud de unos nueve o diez metros de longitud", comenta Pablo Gallina, coautor del estudio.

 

El investigador, que también trabaja con el CONICET, dijo que Bajadasaurus tiene el nombre de la especie "pronuspinax" porque una "característica muy característica de este nuevo dinosaurio es la presencia de espinas muy largas en todo su cuello".

Durante la investigación, los paleontólogos consideraron varias hipótesis con respecto a la función de las espinas de este dinosaurio, ya que, según Gallina, a partir de los fósiles es "muy difícil" poder decir si las espinas se asocian con una joroba carnosa para almacenar reservas de grasa o algún tipo de "vela" para ayudar a regular la temperatura corporal.

 

Sin embargo, finalmente decidieron que la hipótesis "más probable" era que las espinas dorsales servían como una estructura defensiva para estos dinosaurios herbívoros.

"No sería una defensa activa, sino una defensa pasiva, es decir, una especie de defensa de advertencia. Estas son estructuras que advierten a los carnívoros que no pueden acercarse. Un carnívoro aparece, ve una gigantesca estructura espinosa y se piensa dos veces lo de atacar", dijo Gallina.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los primeros fósiles de este dinosaurio se encontraron a fines de 2013 y, desde entonces, los investigadores han estado trabajando en la laboriosa tarea de limpiarlos y visitar diferentes museos para compararlos con los restos de otras especies de todo el mundo.

 

El significado del nombre del nuevo dinosaurio:

 

Bajadasaurus pronuspinax: Bajada, por la localidad de hallazgo, Bajada Colorada; saurus, que significa 'lagarto'; pronus, que significa 'inclinado hacia adelante'; y spinax por 'espina' en griego. Podríamos traducirlo al castellano como 'lagarto de Bajada Colorada con espinas inclinadas hacia adelante'.

 

Referencia: A new long-spined dinosaur from Patagonia sheds light on sauropod defense system. Pablo A. Gallina, Sebastián Apesteguía, Juan I. Canale & Alejandro Haluza. Scientific Reports volume 9, Article number: 1392 (2019) DOI: https://doi.org/10.1038/s41598-018-37943-3

 

Crédito imagen: Jorge A. González.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO