Descubren los restos de la estrella más antigua de la Vía Láctea hasta la fecha

¿Cuál es la estrella más vieja de nuestra galaxia? Un nuevo estudio nos ofrece los datos de una que acumula desechos de planetesimales en su órbita.

 

Una estrella débil enana blanca situada a 90 años luz de la Tierra y los restos de su sistema planetario en órbita, tienen más de 10.000 millones de años, según explican astrónomos dirigidos por la Universidad de Warwick (Inglaterra) que publican su descubrimiento en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

 


Es una de las estrellas más antiguas de la Vía Láctea

El destino de la mayoría de las estrellas, incluidas aquellas como nuestro Sol, es convertirse en una enana blanca. Una enana blanca es una estrella que ha consumido todo su combustible, se ha desprendido de sus capas externas y que está pasando por un proceso de encogimiento y enfriamiento. Durante este proceso, los planetas en órbita se interrumpirán y, en algunos casos, se destruirán, y sus restos se acumularán en la superficie de la enana blanca.

El sistema planetario rocoso y helado más antiguo identificado proviene de la estrella enana blanca más antigua de nuestra galaxia y está acumulando escombros de planetesimales en círculos, según exponen los autores. Todo ello hacen que sea uno de los sistemas planetarios rocosos y helados más antiguos descubiertos en la Vía Láctea.


"Estas estrellas contaminadas con metales muestran que la Tierra no es única, hay otros sistemas planetarios con cuerpos planetarios similares a la Tierra. El 97% de todas las estrellas se volverán blancas y son tan ubicuas en todo el universo que es muy importante comprenderlas, especialmente estas extremadamente frías. Formadas a partir de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia, las enanas blancas frías brindan información sobre la formación y evolución de los sistemas planetarios alrededor de las estrellas más antiguas. en la Vía Láctea", comenta Abbigail Elms, estudiante del Departamento de Física de la Universidad de Warwick y líder del trabajo.

"Estamos encontrando los remanentes estelares más antiguos en la Vía Láctea que están contaminados por planetas que alguna vez fueron similares a la Tierra. Es sorprendente pensar que esto sucedió en una escala de 10.000 millones de años, y que esos planetas murieron mucho antes de que se formara la Tierra", continúa Elms.


Las enanas blancas son muy comunes en el universo; tanto que el 97 por ciento de todas las estrellas eventualmente se convertirán en una, por lo que es crucial comprenderlas.

estrella-mas-antigua
University of Warwick/Dr Mark Garlick

Analizando dos enanas blancas

Los investigadores analizaron dos estrellas, ambas contaminadas por material planetario. Descubrieron que una era extraordinariamente azul, mientras que la otra es la estrella más débil y roja descubierta hasta la fecha en el vecindario galáctico cercano. El equipo científico concluyó que el color azul de WDJ1922+0233, a pesar de su temperatura superficial fría, es causado por su inusual atmósfera mixta de helio e hidrógeno.

Para determinar cuánto tiempo llevaba enfriándose la estrella "roja" WDJ2147-4035, los astrónomos utilizaron datos espectroscópicos y fotométricos de GAIA, el Dark Energy Survey y el instrumento X-Shooter en el Observatorio Europeo Austral. Encontraron que la estrella tiene aproximadamente 10.700 millones de años, de los cuales 10.200 millones de años los ha pasado enfriándose como una enana blanca, lo que la convierten en la estrella más antigua de la Vía Láctea, hasta la fecha.

"La estrella roja WDJ2147-4035 es un misterio, ya que los desechos planetarios acumulados son muy ricos en litio y potasio y no se parecen a nada conocido en nuestro propio sistema solar. Esta es una enana blanca muy interesante ya que su temperatura superficial ultra fría, la metales que lo contaminan, su vejez y el hecho de que es magnético, lo hace extremadamente raro", dice Elms.

Los restos de la estrella roja WDJ2147-4035, que se descubrió en su atmósfera de alta gravedad y casi puro helio, provenían de un antiguo sistema planetario que soportó la transformación de la estrella en una enana blanca, lo que llevó a los astrónomos a afirmar que este es el sistema planetario más antiguo. sistema alrededor de una enana blanca jamás encontrada en la Vía Láctea.

"Las dos enanas blancas observadas brindan una ventana emocionante a la formación planetaria en un entorno pobre en metales y rico en gas que era diferente a las condiciones cuando se formó el sistema solar", concluyen los investigadores.

Referencia: Abbigail Elms et al, Spectral analysis of ultra-cool white dwarfs polluted by planetary debris, Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (2022). DOI: 10.1093/mnras/stac2908

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo