Descubren la enana marrón más cercana a la Tierra

Llamada W1200-78, parece poseer un tipo de disco que podría formar planetas. El descubrimiento se ha realizado gracias a un proyecto de ciencia ciudadana en el que han participado muchos ciudadanos anónimos.

enana marrón
NASA / William Pendrill

Las enanas marrones son ‘el hijo mediano de la astronomía’: demasiado grandes para ser un planeta, pero no lo bastante como para ser una estrella. Esta metáfora tan bella es la utilizada por el mundialmente conocido Massachusetts Institute of Technology (MIT), la Universidad de Oklahoma y otros científicos de todo el mundo para anunciar el descubrimiento de una nueva enana marrón, la más joven de su tipo en un área de 102 parsecs (unos 332 años luz) de la Tierra. La enana marrón, llamada W1200-78, parece poseer un tipo de disco que podría formar planetas. 

Al igual que sus hermanos estelares, estos objetos se forman a partir del colapso gravitacional de gas y polvo. Pero en lugar de condensarse en el núcleo ardiente de una estrella, las enanas marrones alcanzan un estado de equilibrio, más estable en comparación con las estrellas alimentadas por fusión (como nuestro Sol). 

Debido a que brillan relativamente tenues, son difíciles de detectar en el cielo nocturno. Al igual que las estrellas, algunas enanas marrones pueden retener el disco de remolino de gas y polvo que queda de su formación inicial. Este material puede colisionar y acumularse para formar planetas, aunque no está claro exactamente qué tipo de planetas pueden generar las enanas marrones. 
  

Ciencia ciudadana en busca de estrellas  

La enana marrón fue descubierta a través de Disk Detective, un proyecto de financiación colectiva financiado por la NASA y hospedado por Zooniverse que proporciona imágenes de objetos en el espacio para que el público los clasifique, con el objetivo de seleccionar objetos que probablemente sean estrellas con discos que podrían albergar planetas. 

Los usuarios de Diskdetective.org, que se lanzó por primera vez en 2014, pueden mirar a través de "flipbooks", imágenes del mismo objeto en el espacio, tomadas por el Explorador de infrarrojos de campo amplio de la NASA, o WISE, que detecta las emisiones infrarrojas como la radiación térmica emitida por los restos de gas y polvo en discos estelares. Cualquier persona puede clasificar un objeto en función de ciertos criterios, como si el objeto parece ovalado, una forma que se asemeja más a una galaxia, o redondo, un signo de que es más probable que el objeto sea una estrella que aloja discos.  

A partir de ahí, un equipo científico realiza un seguimiento de los discos clasificados por multitudes, utilizando métodos y telescopios más sofisticados para determinar si realmente son discos y qué características pueden tener. 

Un conjunto de estrellas que se mueven en grupo 

En el caso del recién descubierto W1200-7845, los científicos ciudadanos primero clasificaron el objeto como un disco en 2016. El equipo científico examinó más de cerca la fuente con un instrumento infrarrojo en el telescopio Magellan del Observatorio Las Campanas en Chile. Con estas nuevas observaciones, determinaron que la fuente era, de hecho, un disco alrededor de una enana marrón que vivía dentro de un ‘grupo en movimiento’, un grupo de estrellas que tienden a moverse como una sola en el cielo nocturno. 

En astronomía, es mucho más fácil determinar la edad de un grupo de objetos en lugar de uno solo. Debido a que la enana marrón era parte de un grupo en movimiento de aproximadamente 30 estrellas, los investigadores pudieron estimar una edad, de aproximadamente 3,7 millones de años, probablemente también la de la enana marrón.

Debido a su cercanía, de unos 102 parsecs de distancia, W1200-7845 se ha convertido en la enana marrón más cercana detectada hasta el momento. Es decir, se encuentra en nuestro mismo ‘vecindario solar’. Para hacernos una idea, nuestra estrella más cercana, Alpha Centauri, está a solo 1 parsec de la Tierra.  

Los investigadores presentaron sus hallazgos en una reunión virtual de la Sociedad Astronómica Americana. 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo