Descubren en Atapuerca la cara del primer europeo

Los expertos afirman que la mandíbula podría tener 1,4 millones de años y convertirse en el fósil más antiguo conocido de ascendencia humana hallado en Europa.

 

El yacimiento de Atapuerca contiene uno de los registros de ocupación humana prehistórica más ricos de Europa. Hasta ahora, el fósil de homínido más antiguo encontrado en Europa había sido una mandíbula encontrada en el mismo lugar en 2007, que se determinó que tenía 1,2 millones de años.

Ahora, los investigadores de la Fundación Atapuerca han encontrado en las excavaciones en el nivel TE7 del yacimiento de la cueva de la Sima del Elefante en Atapuerca un fragmento de mandíbula que podría ser el fósil más antiguo conocido de un ancestro humano hallado hasta la fecha en Europa. Los paleontólogos de la cordillera de Atapuerca afirman que el fósil tiene alrededor de 1,4 millones de años.

 


¿Cuándo surgió una cara como la nuestra?

Desde hace un par de décadas, los científicos han debatido acerca del modelo evolutivo más coherente para explicar el origen de la cara moderna. Contábamos con Homo antecessor, cuya antigüedad se ha estipulado en 850 000 años, como la cara moderna más antigua registrada en la historia de la humanidad. Este nuevo hallazgo nos da una nueva perspectiva para profundizar en la respuesta más cercana a la realidad.


El hallazgo tuvo lugar el pasado 30 de junio, cuando se recuperaron una serie de restos óseos recubiertos de arcilla. Tras limpiarlos y analizarlos por varios científicos, se determinó que estos restos correspondían a un maxilar humano. El fósil se recuperó dos metros por debajo de otra mandíbula humana recuperada en 2007 que fue designada como Homo sp. (especie sin determinar por falta de datos concluyentes) pero podría tratarse de un individuo que quizá habría formado parte de la misma población biológica que el individuo de la mandíbula actual. Si este es el caso, se trataría de una de las primeras poblaciones que colonizaron Europa.

atapuerca
FUNDACIÓN ATAPUERCA

Aún resta fechar con exactitud los fósiles

Los investigadores, que llevan trabajando en el yacimiento de Atapuerca desde 1978, ahora tendrán que utilizar técnicas científicas de datación que se llevarán a cabo en el Centro Nacional de Investigaciones sobre la Evolución Humana de Burgos, cerca de Atapuerca, para fechar con la mayor precisión el fragmento de quijada. Según los expertos, este proceso tardará unos seis u ocho meses en estar listo. Trabajarán para identificar el tipo específico de ancestro humano y determinar la edad del hueso.


“Lo que podemos decir es que hemos encontrado un fósil muy importante e interesante que pertenece a una de las primeras poblaciones que llegaron a Europa”, expuso José María Bermúdez de Castro, uno de los directores del yacimiento arqueológico.

Un estudio publicado este mismo año concluyó que las primeras mandíbulas de los humanos antiguos evolucionaron de las branquias para ser fuertes y ágiles, lo que nos permitió, tanto a humanos como a animales, procesar una variedad más rica de alimentos. Casi todos los vertebrados tienen mandíbulas con dientes, que evolucionaron por primera vez hace más de 400 millones de años.

Por el momento, este hallazgo representa un paso crucial en las investigaciones de Atapuerca y un avance muy importante en la investigación para conocer su antigüedad, la naturaleza y los protagonistas de las primeras ocupaciones humanas de Europa.

Atapuerca fue incluido en el año 2000 en la lista de sitios del patrimonio mundial de la UNESCO, lo que le dio acceso a fondos de conservación de las Naciones Unidas.

Referencia: FUNDACIÓN ATAPUERCA

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo