Descubren el número primo más largo

La nueva cifra está compuesta por más de 23 millones de dígitos.

números

Tras 14 de años de reiterados intentos, un ingeniero estadounidense, Jonathan Pace, ha conseguido batir un nuevo récord gracias al descubrimiento del número primo más largo del mundo, el M77232917.

Los números catalogados como “primo” son aquellos, que como bien se conoce, solo son divisibles entre ellos mismos y el número 1: 2, 3, 5, 7, 11, 13, 17...

Euclides, matemático de la Antigua Grecia y apodado 'Padre de la  Geometría', estableció hace más de 2.000 años un teorema mediante el cual aseguraba que la  cantidad de números primos es infinita. Partiendo de esta base, el reto al que se enfrentan los humanos en la actualidad es, en definitiva, revelar los entresijos y cada una de los números que componen esta inacabable lista.

La nueva cifra, 2 elevado a la 77,232,917 potencia -1, supera en un millón el anterior récord de esta modalidad, alcanzando una escandalosa cuantía de más de 23 millones de dígitos (concretamente 23.249.425). Esta extensión es tan grande que se calcula que ocuparía aproximadamente unas 9.000 páginas.

 

 

 

El hallazgo ha sido posible gracias a seis días de computación continua con uno de los ordenadores personales de Pace, un procesador Intel i5-6600. Además, el resultado se ha verificado por cuatro voluntarios con ordenadores de tipo Intel Xeon, AMD RX Vega 64 GPU, NVidia Titan Black GPU, Amazon AWS e Intel Xeon de 32-core.

 

Más importantes de lo que se cree

 

tabla números primo

M77232917 ha sido todo un descubrimiento por pertenecer a una peculiar familia de cifras, la de los números primos de Mersenne. Estos deben su nombre al filósofo matemático francés Marin Marsenne. Dichas cifras se obtienen restando 1 a una potencia de dos (2n – 1). De esta forma, por ejemplo 22 – 1 = 3, 3 es el primer primo de Mersenne. Se conocen muy pocos dígitos con estas características, y el descubrimiento ocupa el quincuagésimo puesto de números primos de Mersenne conocidos

 

 

 

Sin embargo, ¿qué tienen de especial? Los números primos en sí, son muy útiles para diferentes ámbitos del día a día, como la criptografía y las operaciones bancarias. El algoritmo criptográfico RSA (Rivest, Shamir y Adleman), que se utiliza para garantizar la seguridad del intercambio de información en la web, está basado en esta descomposición de números enteros en números primos. Cuanto más grandes sean estos, más difícil será romper el código. Por este motivo, la privacidad de las comunicaciones o las transacciones comerciales por internet dependen, en buena medida, de los números primos.

Pace, de 51 años de edad, es así miembro de lo que se conoce como Great Internet Mersenne Prime Search (“gran búsqueda de números primos de Mersenne por internet”), un proyecto colaborativo creado en 1996 por el que se busca, a través de programas gratuitos, números primos de este tipo.

CONTINÚA LEYENDO