Descubren dos supertierras orbitando alrededor de una estrella cercana

Las dos supertierras descubiertas orbitan alrededor de una estrella enana roja fría llamada HD 260655, que está a solo 33 años luz de distancia. Aunque es poco probable que sean habitables, teniendo en cuenta nuestra comprensión actual de la vida, la estrella y sus exoplanetas se encuentran entre los sistemas de varios mundos más cercanos a la Tierra.

Se acaban de descubrir dos supertierras orbitando alrededor de una enana roja fría llamada HD 260655, que está a solo 33 años luz de distancia. Es poco probable que estos mundos sean habitables, tal y como comprendemos actualmente la vida, eso sí, la estrella y sus exoplanetas se encuentran entre los sistemas de varios mundos más cercanos a la Tierra.

Los astrónomos afirman que el hallazgo es excelente para realizar estudios que aporten más información acerca de qué están hechos los exoplanetas y también para evaluar sus atmósferas, una tarea que ayudará a la búsqueda de vida extraterrestre, incluso si los dos mundos resultan ser incapaces de albergarla. "Los dos planetas de este sistema están considerados como uno de los mejores objetivos para el estudio de la atmósfera debido al brillo de su estrella", afirma la astrónoma Michelle Kunimoto, del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT. "¿Hay una atmósfera rica en volátiles alrededor de estos planetas? ¿Y hay señales de agua o de especies basadas en el carbono? Estos planetas son fantásticos bancos de pruebas para esas exploraciones".

Planetas
iStock

Hasta la fecha, se ha confirmado la existencia de más de 5 000 exoplanetas en la Vía Láctea, y los astrobiólogos están muy interesados en encontrar mundos terrestres o rocosos, como la Tierra, Venus y Marte. De hecho, uno de los principales criterios en la búsqueda de vida en otros lugares de la galaxia es encontrar planetas similares a la Tierra en tamaño y composición.

Los dos exoplanetas que orbitan alrededor de HD 260655 se llaman HD 260655 b y HD 260655 c y fueron descubiertos porque pasan entre nosotros y su estrella durante su órbita. Cuando los exoplanetas orbitan alrededor de la estrella, esta pierde algo de luz. Justo estas caídas de luz fueron registradas por el telescopio TESS de la NASA para la búsqueda de exoplanetas, que está diseñado para detectar exactamente estos fenómenos. Tras observar este descenso en la luz de la estrella, Kunimoto quiso comprobar si la estrella ya había aparecido en estudios anteriores, y resulta que sí lo había hecho. El espectrómetro del telescopio Keck, ahora conocido como ANDES, ya registró datos sobre ella en 1998 y el espectrómetro CARMENES de Calar Alto (Almería) también.

"Cada planeta que orbita una estrella va a tener un pequeño tirón gravitatorio sobre su estrella", dice Kunimoto. "Lo que buscamos es cualquier ligero movimiento de esa estrella que pueda indicar que un objeto de masa planetaria está tirando de ella".

Con todos los datos obtenidos por los distintos telescopios, el equipo pudo confirmar que dos exoplanetas orbitaban alrededor de HD 260655. También se ha podido elaborar un perfil completo de cada uno de ellos.

Los datos de tránsito aportan información acerca del tamaño, teniendo en cuenta la cantidad de luz que bloquea la estrella. Los datos espectrales, por su parte, revelan la masa del exoplaneta, basándose en el movimiento de la estrella. Ambos conjuntos de datos pueden utilizarse para calcular la órbita del exoplaneta.

El exoplaneta interior, HD 260655 b, tiene aproximadamente 1,2 veces el tamaño y el doble de masa que la Tierra, y orbita la estrella cada 2,8 días. El mundo exterior, HD 260655c, tiene 1,5 veces el tamaño y tres veces la masa de la Tierra, y tiene una órbita de 5,7 días. Con esos tamaños y masas, sus densidades sugieren que los dos exoplanetas son probablemente mundos rocosos.

Los científicos afirman que, aunque la estrella es más fría y tenue que el Sol, la proximidad de los planetas a HD 260655 significa que los mundos serían demasiado calientes para la vida tal y como la conocemos. HD 260655 b tiene una temperatura media de 435 grados Celsius, y HD 260655 c tiene una temperatura más suave pero aún y todo abrasadora de 284 grados Celsius.

Los exoplanetas sí que podrían poseer atmósferas y el recién desplegado telescopio James Webb podría sondearlas, pues uno de sus objetivos es observar atmósferas de exoplanetas. Los científicos apuntan a que quizá haya más exoplanetas sin descubrir orbitando alrededor de la estrella. "Hay muchos sistemas multiplanetarios que albergan cinco o seis planetas, especialmente alrededor de estrellas pequeñas como esta", afirma el astrofísico Avi Shporer, del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT. "Es de esperar que encontremos más, y uno podría estar en la zona habitable. Es un pensamiento optimista".

 

Referencia: Chu, J. 2022. Astronomers discover a multiplanet system nearby. MIT. https://news.mit.edu/2022/multiplanet-system-nearby-0615

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo