Descubren 219 exoplanetas, algunos similares a la Tierra

El telescopio Kepler de la NASA ha hallado 219 exoplanetas, de los que 10 son de tamaño parecido a la Tierra y están en la zona habitable de sus sistemas.

Descubren 219 exoplanetas, algunos similares a la Tierra

El telescopio espacial Kepler ha encontrado 219 nuevos exoplanetas, con lo que desde el inicio de su misión, ya ha detectado 4.034, de los cuales 2.335 han sido confirmados por otros telescopios. Algunos se encuentran a una distancia de su estrella, pudiendo alojar agua en estado líquido que permita la vida. De los 219 recién aparecidos, hay diez cuyo tamaño es similar al de la Tierra y están situados en la zona habitable de sus estrellas. Este nuevo descubrimiento recién anunciado sigue a varios anuncios parecidos que se han producido en los últimos años, por lo que parece que los planetas del estilo de la Tierra, potencialmente habitables, podrían no ser tan raros en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Según Susan Thompson, del equipo científico Kepler y miembro del instituto SETI, dedicado a la búsqueda de inteligencia extraterrestre:"con estos datos vamos a poder determinar la frecuencia y cantidad de estos planetas y si es posible encontrarlos en otros lugares en las galaxia donde sería posible la vida".

Del total de los 4.034 exoplanetas confirmados fuera de nuestro sistema solar, cerca de 50 son de un tamaño parecido al de la Tierra y se encuentran en órbita en una zona habitable. Más de 30 de ellos han sido confirmados por otras observaciones. El pasado febrero, otro equipo de astrónomos anunció el descubrimiento con el telescopio espacial estadounidense Spitzer de siete planetas rocosos de dimensiones comparables a la Tierra que orbitan alrededor de una sola estrella, Trappist-1. Tres de estos planetas están ubicados en la zona habitable de su estrella.

Kepler fue lanzado en 2009, pero su misión finalizó inesperadamente en 2013 debido a un fallo en los giroscopios. Este telescopio ha indagado alrededor de 150.000 estrellas en la constelación de Cygnus y su trabajo ha sido muy provechoso. Kepler detecta a los planetas cuando pasan por delante de sus estrellas, lo que produce una reducción temporal de la luz que emiten. Esto permite deducir su tamaño, su masa y su órbita. El catálogo definitivo de Kepler servirá de base a otras investigaciones para determinar la frecuencia de las diferentes categorías de planetas en la galaxia.

A partir de 2018, la NASA empezará a trabajar con el continuador de Kepler, el Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), que durante dos años estudiará unas 200.000 de las estrellas más brillantes en nuestra vecindad cósmica en busca de planetas de tamaño similar a la Tierra.

CONTINÚA LEYENDO