Curiosity encuentra unas extrañas torres de roca en Marte

Una cámara a bordo del rover Curiosity captó el pasado 17 de mayo unas extrañas formaciones rocosas en Marte. Las torres de rocas de aspecto retorcido se encuentran entre las arenas poco profundas y los cantos rodados del cráter marciano Gale.

El rover Curiosity, que se encuentra de de misión en Marte, captó el pasado 17 de mayo una imagen de unas raras torres de rocas con un sorprendente aspecto retorcido. Se localizan en el cráter Gale, entre sus arenas poco profundas y cantos rodados. Los picos de sedimento nos hacen pensar en arroyos de agua congelada vertidos desde una jarra invisible en el cielo. La imagen la compartió la NASA y el SETI (siglas de Search for Extraterrestrial Intelligence, en sus siglas en inglés) la semana pasada como parte de la iniciativa de la imagen planetaria del día del SETI.

Los expertos creen que las columnas piedra se crearon con sustancias similares al cemento que en su día rellenó las antiguas grietas del lecho rocoso. A medida que la roca más blanda se fue erosionando, las serpenteantes corrientes de material compacto se mantuvieron en pie.

Torres de roca
NASA, JPL-Caltech, MSSS

Aunque las estructuras rocosas nos puedan parecer muy raras, lo cierto es que existen precedentes en el planeta Tierra. Nos estamos refiriendo a las chimeneas de hadas o hoodoos, que son grandes columnas que se forman con rocas generalmente sedimentarias y cuyas cimas están formadas de rocas más resistentes que las protegen de la erosión. Las chimeneas de hadas se localizan sobre todo en el desierto y en zonas áridas, secas y calientes. Entre las más conocidas están las del Parque Nacional del Cañón Bryce, en Estados Unidos y las de la Capadocia, en Turquía. Algunas de estas formaciones pueden alcanzar la altura de un edificio de 10 pisos.

Las dos torres de roca de Marte parecen que están a punto de derrumbarse en comparación con las que vemos en la Tierra. Sin embargo, son lo suficientemente sólidas como para soportar la menor gravedad superficial que se experimenta en el planeta rojo.

Roca con forma de coral
NASA, JPL-Caltech, MSSS

A principios de este año, Curiosity detectó otra extraña formación rocosa que podría haberse creado de manera similar, pero con resultado diferente y es que esta se asemeja a un trozo de coral o a una flor con muchos pétalos pequeños que se extienden hacia el sol. "Una teoría que ha surgido es que la roca es un tipo de concreción creada por minerales depositados por el agua en grietas o divisiones de la roca existente", explicaba entonces un comunicado de la NASA. "Estas concreciones pueden compactarse entre sí, pueden ser más duras y densas que la roca circundante, y pueden permanecer incluso después de que la roca circundante se erosione".

El cráter Gale no es totalmente plano, pero las torres rocosas descubiertas por el Curiosity sobresalen del resto de su entorno, aunque la imagen no está acompañada de ninguna medida de altura.

El hallazgo puede parecer que no tuviera vida, pero su formación podría informar de las antiguas condiciones de Marte e incluso de si la vida pudo prosperar allí hace miles de millones de años.

Se cree que el propio cráter Gale es el lecho de un lago seco, aunque posiblemente más superficial y transitorio de lo que los expertos suponían. Las formaciones rocosas del antiguo lago y sus alrededores están ayudando a revelar la verdadera historia de la región.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo