Curiosidades sobre la superluna

¿Qué hay detrás de la próxima superluna? Este mes de noviembre podremos contemplar la luna llena más grande desde hace décadas pero, ¿a qué se debe este aumento de tamaño? ¿Qué implicaciones tiene?

 

¿Por qué se produce este acercamiento?

 

La primera ley de Kepler (año 1609) determinó que los astros del sistema solar se mueven trazando órbitas elípticas. En el caso de la Luna, si su órbita alrededor de la Tierra fuera circular la distancia sería siempre la misma, pero al seguir una órbita elíptica, donde la Tierra es uno de los focos, la distancia varía desde los 356.400 kilómetros (perigeo lunar) a los 406.700 kilómetros (apogeo lunar). Estas distancias varían de una lunación a otra.

 

El cálculo de la distancia entre la Tierra y la Luna mejoró mucho gracias a las misiones Apolo, que entre los años 1969 y 1974 instalaron en la superficie lunar varios retro-reflectores. Estos dispositivos devolvían a la Tierra el rayo luz láser que había sido enviado. Durante 41 años los científicos han estado recopilando datos que han ayudado a calcular la distancia entre los dos astros con un error de 3 centímetros. Gracias a este sistema sabemos que la Luna se aleja de la Tierra 3,8 centímetros cada año, así como el cálculo más preciso de su órbita.

 

 

Además, este mes lunar, que es el periodo entre dos lunas nuevas, va a ser el más el más largo del año. Si la duración media de un mes lunar es de 29 días, 12 horas y 44 minutos, en esta ocasión durará 29 días, 18 horas y 40 minutos, casi 6 horas más. Esto sucede cuando dos lunas nuevas consecutivas coinciden con el apogeo lunar.

 

¿Qué implicaciones tiene la superluna?

 

El fenómeno de la superluna de este mes puede tener efecto sobre las mareas, por la interacción de las fuerzas de la gravedad, y también sobre las especies nocturnas más sensibles a la luz; pero no hay estudios científicos que respalden otros efectos más allá de los que comentamos.

 

El mejor método para disfrutar de este fenómeno es a ojo desnudo, a simple vista. No es necesario usar prismáticos o telescopios. La Luna mostrará una superficie plana y no se podrán observar rasgos del relieve lunar, ya que la luz solar incide de manera directa sobre la luna. Esta es una buena ocasión para practicar fotografía nocturna con la Luna como protagonista o simplemente disfrutar del fenómeno observando su salida sobre el horizonte.

 

 

Amadeo Aznar, Observatorio Isaac Aznar, CAAT-Centro Astronómico del Alto Turia.

 

Etiquetas: Lunaastronomíaluna llena

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS