Curiosidades sobre el aluminio

¿Sabías que un solo Boeing-747 tiene más de 66 000 kilogramos de aluminio?

rollos de aluminio
iStock.

El aluminio no solo solo sirve para envolver la comida y guardarla en la nevera. De hecho, el aluminio es el segundo elemento metálico más abundante en la Tierra después del silicio. Se emplea en latas de refrescos, aviones, coches e incluso en móviles de última tecnología. Además, es un metal liviano, fácil de moldear, plegar y reciclar. Por si fuera poco, el aluminio resiste a la corrosión y puede emplearse infinitas veces.

Lo más curioso del aluminio es que no debería ser tan útil ni tener tantas aplicaciones. De hecho, este metal se oxida y pierde electrones fácilmente. Sin embargo, a diferencia del óxido de hierro, el óxido de aluminio se adhiere al metal original y lo protege de una mayor descomposición, tal y como asegura la Universidad de Wisconsin.

aluminio
iStock.

Historia del aluminio

El aluminio es uno de los metales más modernos si lo comparamos con la metalurgia que nació hace más de 5000 años. Fue a comienzos del siglo XIX cuando Hans Cristian Oersted, químico danés, aisló el metal por primera vez en el año 1825 por medio de un proceso químico que utilizaba una amalgama de potasio y cloruro de aluminio.

Posteriormente, el químico alemán Wöhler lo obtuvo en forma de polvo al hacer reaccionar el potasio con el cloruro de aluminio. En 1845, el químico llegó a establecer por primera vez las propiedades de este metal, separándolo en forma de pequeñas bolas.

Finalmente, en 1886 Paul Heroult (científico e ingeniero) y Charles Hall (licenciado en química) inventaron un proceso en el que el óxido de aluminio se funde en criolita (es decir, con fluoruro de sodio y aluminio) y se somete a corriente eléctrica. Este proceso todavía se emplea para producir aluminio en la actualidad junto al proceso Bayer, el principal método industrial para crear aluminio a partir de la bauxita.

Curiosidades de este metal

¿Sabías que un solo Boeing-747 tiene más de 66 000 kilogramos de aluminio? De hecho, tal y como asegura la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, en el año 2012 se destinaron 1,9 millones de toneladas de aluminio solo para envases y embalajes. Otros 1,7 millones de toneladas se produjeron para electrodomésticos y repuestos de vehículos.

Por otro lado, reciclar aluminio consume solo el 5 % de la energía necesaria para extraer de nuevo el mineral. Por este motivo, alrededor del 50 % de las latas de aluminio que se emplean en los refrescos llegan al contenedor de reciclaje.

Además, según la Asociación del Aluminio, una lata solo tarda sesenta días en devolverse como una lata nueva después de reciclarse. Por si fuera poco, aproximadamente el 75 % de todo el aluminio que hay fabricado en el mundo todavía se usa gracias al reciclaje.

 

Continúa leyendo