Curiosidades del apatosaurio

¿Sabías que el apatosaurio comía hasta 400 kilos de plantas a diario para sobrevivir?

dinosaurio
iStock.

El apatosaurio (Apatosaurus) era un dinosaurio saurópodo herbívoro que vivió en la Tierra hace aproximadamente 150 millones de años. El término Apatosaurus proviene de las palabras griegas apate (engañoso) y sauro (lagarto). Se le dio este nombre porque algunos de sus huesos se parecían a los de algunos mosasaurios, un tipo de reptil acuático.

Está considerado uno de los animales terrestres más grandes que ha vagado por la Tierra. De hecho, los fósiles sugieren que el animal alcanzó los 22 metros de longitud. Además, se estima que el apatosaurio llegó a pesar hasta 35 000 kilogramos.

Por otro lado, las vértebras de este dinosaurio estaban formadas por pares de espinas, dando lugar a un cuello muy ancho y grueso. Además, diversos estudios sugieren que el apatosaurio tenía poca flexibilidad en el cuello y que probablemente no podían mover en exceso la cabeza. Además, el apatosaurio tenía patas más resistentes y menos alargadas que otros saurópodos. Asimismo, este dinosaurio tenía solo una garra grande en cada extremidad anterior, y los primeros tres dedos de la extremidad trasera poseían garras.

apatosaurus
iStock.

¿Cómo se alimentaba el apatosaurio?

Este dinosaurio se alimentaba principalmente de plantas bajas, aunque su cuello largo pudo haberle permitido comer hojas en árboles más altos. El apatosaurio probablemente tragaba grandes trozos de plantas sin masticar e ingería piedras para facilitar la digestión. Además, según un estudio publicado en Proceeding of the Royal Society B este animal comía hasta 400 kilogramos de plantas a diario para sobrevivir.

Restos fósiles del apatosaurio

Se han encontrado restos fósiles de apatosaurio en diversos estados de América como Oklahoma, Utah, Colorado o Wyoming. En el año 1915 el investigador William Holland encontró en Utah un esqueleto de apatosaurio casi completo.

Asimismo, en 2008 el paleontólogo Matthew Mossbrucker encontró huellas de un apatosaurio joven en Colorado. Estas huellas suponen un gran hallazgo, ya que indican que los apatosaurios jóvenes podían correr sobre sus patas traseras.

 

Continúa leyendo