Cultivan piel humana viva alrededor de un dedo robótico

Esta piel para robots puede estirarse y contraerse, repeler el agua e incluso 'curarse' a sí misma con un vendaje de colágeno. ¿Qué aplicaciones puede tener este avance?

 

El avance que nos acerca un poco más a los robots de la ciencia ficción (como Terminator), está un poco más cerca de hacerse realidad. Un equipo de investigadores de la Universidad de Tokio (Japón) ha construido un dedo robótico que está cubierto de piel humana viva (sí, como en las películas). El objetivo es que algún día seamos capaces de construir robots que se parezcan a personas humanas reales, con la intención de que se nos haga mucho más sencillo interactuar con estos androides cuando nos topemos con ellos en el futuro en las industrias de servicios y atención médica.

 


No es ciencia ficción, es robótica biohíbrida

El material, desarrollado por los científicos, no solo tiene una textura similar a nuestra piel, sino que también puede repeler el agua y "curarse" a sí mismo con un emplasto de colágeno que se adapta a los contornos del dedo y forma una capa de hidrogel sin costuras. El método implica sumergir un dedo robótico en una solución de colágeno y fibroblastos dérmicos humanos, los dos componentes principales que forman el tejido conectivo de la piel humana. El hidrogel, más una capa de células de queratinocitos epidérmicos humanos, que constituyen el 90% de nuestra epidermis (la capa más externa de la piel), forman una barrera de retención de humedad/resistente al agua sobre el gel y le dan al dedo una textura más natural.


“Dado que el dedo es impulsado por un motor eléctrico, también es interesante escuchar los chasquidos del motor en armonía con un dedo que parece uno real. Creo que la piel viva es la solución definitiva para dar a los robots el aspecto y el tacto de los seres vivos, ya que es exactamente el mismo material que cubre los cuerpos de los animales”, explica Shoji Takeuchi, líder del estudio que publica la revista Matter.

La robótica biohíbrida tiene como máxima prioridad que el robot parezca lo más "humano" posible, precisamente por el fin al que estarán destinados. Los humanos nos sentiremos más cómodos si quienes nos atienden parecen 'personas reales'; algo que puede mejorar la comunicación entre la persona y el robot, e incluso evocar simpatía, según los investigadores.

piel-humana
Shoji Takeuchi

¿Es igual que la piel humana?

No del todo. La piel modificada, si bien es bastante fuerte y elástica como para resistir la flexión de los dedos robóticos, sigue siendo mucho más débil que la piel humana natural y debe recibir constantemente nutrientes para poder 'sobrevivir', es decir, necesita estar la mayor parte del tiempo sumergido en azúcar, aminoácidos y otros ingredientes para que las células de la piel resistan.

Los científicos planean abordar estas deficiencias y agregar características como uñas, glándulas sudoríparas, folículos pilosos e incluso neuronas sensoriales que proporcionarían un sentido del tacto. Esta piel humana robótica también podría emplearse para realizar investigaciones sobre la piel sin recurrir a pruebas con animales.

'Estamos sorprendidos por lo bien que el tejido de la piel se adapta a la superficie del robot. Pero este trabajo es solo el primer paso hacia la creación de robots cubiertos con piel viva", dice el experto.

Todavía se necesita un mayor desarrollo para aumentar la fuerza de la piel artificial y permitirle sobrevivir períodos más largos sin el suministro de nutrientes y la eliminación de desechos.

Referencia: Michio Kawai, Minghao Nie, Haruka Oda, Yuya Morimoto, Shoji Takeuchi,

Living skin on a robot, Matter 2022, , ISSN 2590-2385, DOI: https://doi.org/10.1016/j.matt.2022.05.019.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo