¿Cuáles son las capas de la Tierra?

Los avances en sismología nos han permitido aprender mucho sobre la Tierra y sus capas.

capas de la Tierra
iStock.

La Tierra es bastante grande y, por supuesto, existe mucho más de lo que podemos ver en la superficie. De hecho, si pudiéramos cortar la Tierra por la mitad veríamos que tiene múltiples capas. No obstante, el interior de nuestro planeta sigue guardando algunos misterios. Aunque los astronautas exploran otros planetas y satélites en órbita, los recovecos internos de la Tierra siguen estando fuera de nuestro alcance.

Los avances en sismología nos han permitido aprender mucho sobre la Tierra y las capas que la componen. Cada capa tiene propiedades, composiciones y características diferentes que afectan a los procesos clave de nuestro planeta. Desde el exterior hasta el interior, el orden de las capas es el siguiente: corteza, manto, núcleo externo y núcleo interno.

Además, al igual que todos los planetas terrestres, el interior de la Tierra consta de capas. Eso quiere decir que cuando se elimina una capa se encuentra otra, la cual se diferencia de la anterior por sus propiedades químicas y geológicas así como por su temperatura y presión.

Capas Tierra
iStock.

Capas de la Tierra

La Tierra se puede dividir de dos maneras: mecánicamente (o reológicamente) y químicamente. Mecánicamente (es decir, según el estudio de los líquidos) se puede dividir en litosfera, astenosfera, manto mesosférico, núcleo externo y núcleo interno. En cambio, químicamente se divide en corteza, manto (que también se puede subdividir en superior e interior) y núcleo externo y central.

El núcleo interno es sólido, mientras que el núcleo externo es líquido y el manto es sólido. Esto se debe a los puntos de fusión relativos de las diferentes capas así como al aumento de temperatura y presión a medida que se profundiza en las capas. Además, la diferencia entre estas capas se debe a procesos que tuvieron lugar durante las primeras etapas de la formación de la Tierra (hace 4 500 millones de años).

Según los científicos, la fusión podría haber provocado que las sustancias más densas se hundieran hacia el centro, mientras que los materiales menos densos se quedaron en la corteza. Por este motivo, se cree que el núcleo está compuesto principalmente de hierro, níquel y diversos elementos ligeros.

También te puede interesar:

Continúa leyendo