Cthulhu, la criatura de Lovecraft, cobra vida en el mundo real

Descubren el fósil de una criatura marina a la que bautizan con el nombre del famoso monstruo de ficción.

Durante 430 millones de años, oculto bajo unas rocas en Inglaterra, Cthulhu esperó a ser descubierto. Ahora, finalmente, la criatura de ficción ideada por H. P. Lovecraft ha visto la luz y, honestamente, es mucho más pequeña de lo que esperábamos.

Este fósil de Cthulhu está relacionado con los pepinos de mar, y se remonta al período silúrico, cuando aparecieron los primeros peces óseos. Su pequeño cuerpo de tres centímetros estaba completamente cubierto de placas óseas y
45 tentáculos blindados, que probablemente utilizaba para capturar alimentos y escabullirse en el fondo marino.

 

Es por estas características físicas por las que los paleontólogos que descubrieron a la 'bestia' le dieron el nombre de Sollasina cthulhu, en honor al famoso dios de los tentáculos del escritor estadounidense de relatos de terror y ciencia ficción: una entidad gigantesca adorada por los cultistas.

La diminuta bestia fosilizada está exquisitamente conservada.

Científicos tanto de la Universidad de Oxford como del University College de Londres (Reino Unido) dijeron que su nuevo y “monstruoso” descubrimiento
proporciona nuevos conocimientos sobre la evolución de este grupo de especies.

 

Después de triturar capa tras capa de roca, pudieron crear una reconstrucción digital del cuerpo blando de la criatura conservado durante 430 millones de años.

“Realizamos varios análisis para determinar si
Sollasina Cthulhu estaba más estrechamente relacionada con los pepinos de mar o con los erizos de mar. Para nuestra sorpresa, los resultados sugieren que era un pepino de mar antiguo ”, comenta Jeffrey Thompson. "Esto nos ayuda a comprender los cambios que ocurrieron durante la evolución temprana del grupo, que en última instancia dio origen a las formas de babosas que vemos hoy día".

 

Según explican en la revista Proceedings of the Royal Society B que recoge el estudio, al igual que los descendientes de este animal marino que aún se arrastran a lo largo del fondo oceánico en la actualidad, este espécimen habría usado sus tentáculos para moverse y atrapar comida.

La excelente conservación de los tejidos blandos de la criatura incluso capturó elementos del sistema hidráulico que este grupo de animales utiliza para maniobrar en sus movimientos.

 

"Sollasina pertenece a un grupo extinto llamado los opiocistioides, y este nuevo material proporciona la primera información sobre las estructuras internas del grupo", aclara Imran Rahman de la Universidad de Oxford, quien dirigió el estudio. “Esto incluye una forma de anillo interior que nunca se había descrito en el grupo anteriormente. Interpretamos esto como la primera evidencia de las partes blandas del sistema vascular del agua en los opiocistioides”.

Dentro de este sistema, las modernas estrellas de mar, los pepinos de mar y los erizos de mar tienen un sistema de canales que conectan sus numerosos pies de tubo; luego, se mueven contrayendo los músculos y forzando el agua alrededor de los canales.

 

Reconstrucción en 3D de Cthulhu

Pero los pepinos de mar no tienen cuerpos blindados: son suaves y blandos. Esto, dijeron los investigadores, sugiere que los opocistioides se separaron del linaje que produjo los pepinos de mar actuales para formar sus propias características. Tal vez siguieron evolucionando. Tal vez aún estén allí en alguna parte. En R'lyeh. Esperando. Soñando...

 

Referencia: A new ophiocistioid with soft-tissue preservation from the Silurian Herefordshire Lagerstätte, and the evolution of the holothurian body plan. Imran A. Rahman , Jeffrey R.Thompson, Derek E. G. Briggs , David J. Siveter , Derek J. Siveter and Mark D. Sutton . Published:10 April 2019 Proceedings of the Royal Society B. DOI: https://doi.org/10.1098/rspb.2018.2792

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO