¿Cómo sería la vida si Dios hubiera trabajado el séptimo día?

¿Podría existir un ADN con más letras que permitieran nuevas combinaciones y otras formas de vida distintas a las que conocemos?

Por otra parte, la traducción de la información genética sigue las premisas marcadas por el código genético para convertir una secuencia de ARN en la secuencia de aminoácidos de una proteína. Este código genético se ha modificado y se han creado microorganismos capaces de introducir aminoácidos no naturales en proteínas que presentan nuevas funciones. Ahora, los grupo de los profesores Romesberg y Schultz, del The Scripps Research Institute están trabajando en colaboración para la creación de un organismo con un alfabeto genético más amplio que sea capaz de almacenar más información, transmitirla y traducirla. De conseguirlo, sería el primer paso para la creación de vida artificial con capacidad de evolución propia y habrían demostrado que debemos de buscar más allá del trabajo que Dios concluyó en 6 días.

Empar Vengut i Climent es investigadora en el Departamento de Química Orgánica y Farmacéutica de la Universidad de Sevilla. Artículo escrito en colaboración con la UCC+i de la Universidad de Sevilla

Etiquetas: ADNLa ciencia contada por los científicoscienciagenética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS