¿Cómo se formó el sistema solar?

Existen tres teorías diferentes que podrían explicar cómo se formó el sistema solar.

sistema solar
iStock.

Hace aproximadamente 4 500 millones de años se formó nuestro sistema solar. Aunque los científicos no están seguros de cómo fue el proceso, la observación de sistemas estelares jóvenes les ha permitido desarrollar tres teorías de lo que podría haber sucedido hace millones de años. No obstante, los científicos creen que el sistema solar se desarrolló tras un colapso gravitacional de una nube molecular gigante.

Surgimiento del Sol

Según la comunidad científica y astronómica, una concentración masiva de gas y polvo interestelar creó una nube molecular que formó el lugar de nacimiento del Sol. Las bajas temperaturas provocaron que el gas se volviera cada vez más denso. Así, las partes más densas de la nube comenzaron a colapsar por su propia gravedad, formando una gran cantidad de objetos estelares jóvenes (protoestrellas).

La gravedad reunió mucho material en el centro de la nube y su temperatura y presión eran muy extremas, motivo por el que continuó colapsando. De esta manera, se creó una estrella y un disco de acrecimiento a partir del cual se formaron los planetas. La nube estaba tan densa y caliente que provocó una reacción de fusión nuclear. Así nació el Sol y probablemente todo nuestro sistema solar.

Después de que se formara el Sol, un enorme disco de material lo rodeó durante unos 100 millones de años. Aunque puede parecer mucho tiempo, en términos astronómicos no es tanto. Así, a medida que el Sol se iba calentando el gas se evaporaba, dando muy poco tiempo a los planetas y lunas para recoger dicho gas.

sistema solar
iStock.

Tres modelos de formación

Los científicos han establecido tres modelos distintos para explicar cómo se pudo haber formado el sistema solar y los planetas. El primer modelo (y más aceptado por la comunidad científica) es la acreción del núcleo. Este resuelve la formación de los planetas terrestres rocosos, pero no explica con exactitud el surgimiento de los planetas gigantes.

El segundo modelos es el de la acumulación de guijarros, que podría explicar por qué se formaron los planetas rápidamente a partir de materiales más pequeños. El tercero, por su parte, es el método de inestabilidad del disco. A diferencia del primer modelo, este sí aclara la creación de los planetas gigantes.

Modelo de acreción central

Es el modelo más avalado por la comunidad científica. Hace aproximadamente 4 600 millones de años, el sistema solar era una nube de polvo y gas conocida como nebulosa solar. La gravedad colapsó el material sobre sí mismo y este comenzó a girar, formando el Sol en el centro de la nebulosa. Con el nacimiento del Sol, el material restante comenzó a agruparse.

Las partículas más pequeñas se juntaron debido a la fuerza de la gravedad, convirtiéndose en partículas más grandes. El viento solar expulsó los elementos más ligeros (como el helio y el hidrógeno) de las regiones más cercanas, dejando únicamente materiales pesados y rocosos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo