¿Cómo se decide el nombre de una estrella?

A la estrella más brillante de una constelación se le denomina alfa como parte de su nombre científico.

estrellas en el universo
iStock.

Las antiguas civilizaciones veían en el cielo patrones se parecían a personas, animales u objetos comunes. Algunas constelaciones representan mitos, como es el caso de Orión el Cazador (héroe de la mitología griega). Hoy en día, los astrónomos utilizan las constelaciones para nombrar a un conjunto de estrellas. De hecho, la Unión Astronómica Internacional (la autoridad encargada de asignar los nombres a los objetos celestes) reconoce oficialmente a 88 constelaciones.

De forma general, la estrella más brillante de una constelación se le denomina ‘alfa’ (la primera letra del alfabeto griego) como parte de su nombre científico. La segunda estrella más brillante de una constelación es conocida como beta, mientras que la tercera más brillante es ‘gamma’. Así sucesivamente hasta que se emplean todas las letras griegas. Después de esto, los científicos continúan con designaciones numéricas.

estrellas
iStock.

Catálogo de estrellas

Muchas estrellas poseían nombres desde la antigüedad. Betelgeuse, por ejemplo, significa ‘la mano del gigante’ en árabe. Es la estrella más brillante de Orión y su nombre científico es Alpha Orionis. Además, a lo largo de los años los astrónomos han ido creando catálogos de estrellas que utilizan sistemas de numeración únicos.

El Catálogo Henry Draper, que lleva el nombre de un pionero en astrofotografía, clasifica a más de 272 000 estrellas. Este catálogo ha sido ampliamente utilizado por la comunidad astronómica durante medio siglo. Por otro lado, como hay tantas estrellas en el universo, la Unión Astronómica Internacional utiliza un sistema distinto para las estrellas recién descubiertas. La mayoría consiste en una abreviatura que representa al tipo de estrella. También emplean un catálogo que enumera información sobre la estrella, seguida de un grupo de símbolos.

Asimismo, en los últimos años La IAU ha formalizado nombres de estrellas incluyendo a las personas en su proceso de denominación. En el año 2015, llevaron a cabo un concurso y tuvieron en cuenta las sugerencias de los clubs de ciencia y astronomía de todo el mundo. Posteriormente, en 2016 aprobaron 227 nombres de estrellas, en su mayoría teniendo en cuenta las denominaciones que habían tenido en la antigüedad.

 

Continúa leyendo