¿Cómo puede ser destruida la Tierra?

El ser humano siempre ha estado 'obsesionado' con el fin de la humanidad y nuestro planeta. Hoy hacemos un repaso por las maneras por las que puede terminar el mundo. ¿La buena noticia? Que tendremos, al menos, 5 000 millones de años antes de que eso suceda.

 

Desde los albores de la civilización, las leyendas del advenimiento del fin del mundo han provocado tanto el pánico como iniciado cultos. Pero, a pesar de que los cataclismos son difíciles de estudiar y planificar, hay muchas teorías acerca de cómo podría terminar el mundo (y si podríamos hacer algo al respecto).

Organismos como The Global Challenges Foundation, realiza informes anuales sobre riesgos catastróficos globales recopilando ideas y evidencia de líderes de pensamiento globales sobre los riesgos más apremiantes a los que se enfrenta la humanidad hoy en día. En 2020, fue la COVID-19 la que amplificó casi todas las amenazas.

 


Una guerra nuclear

Lamentablemente, una de las formas más probables en que nuestro planeta podría ser destruido y con él, nosotros, es de nuestra propia creación. Si el mundo estallara en una guerra nuclear masiva (algunas naciones tiene varios miles de ojivas cada uno, como Rusia o Estados Unidos), no solo moriría una cantidad ingente de personas en las explosiones y la radiación resultante, sino que podría desatar un 'invierno nuclear' en nuestro planeta y acabar con todo lo que amamos de este planeta rebosante de vida.

 


Cambio climático

Las proyecciones de los efectos del cambio climático varían dependiendo de cuánto se caliente la Tierra pero ninguno de los escenarios es positivo. En el mejor de los casos, veremos superciclones tropicales más frecuentes y severos y un aumento de los incendios forestales, sequías, huracanes, pérdida de la biodiversidad... Las predicciones pasan por el hecho de que las principales ciudades costeras como Nueva York y Mumbai terminarán bajo el agua. Nuestra respuesta actual al cambio climático marcará cómo serán las próximas décadas en la Tierra.

El núcleo podría enfriarse

La Tierra podría volverse inhóspita para la vida tal y como la conocemos si el núcleo fundido del planeta se enfriara del todo. Desde hace más de 4,5 millones de años el núcleo del planeta ha permanecido extremadamente caliente, aunque de forma lenta, pero inexorable, se está enfriando. Un estudio publicado en 2022 por un equipo del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich (ETH) y de la Institución Carnegie de Ciencia, en Estados Unidos, cree que el interior de la Tierra se está enfriando más rápido de lo esperado tras demostrar en laboratorio cómo conduce el calor un mineral común en el límite entre el núcleo y el manto de la Tierra; lo que les ha llevado a sospechar que el calor de la Tierra puede disiparse antes de lo que se pensaba. Si el núcleo se enfriara, perderíamos nuestra magnetosfera, y con ella, nuestra protección contra los vientos solares, lo que llevaría lentamente nuestra atmósfera al espacio. Sin atmósfera, la vida sería imposible en este planeta.

 


Impacto de un asteroide

Cuando un asteroide del tamaño de una ciudad golpeó el Golfo de México hace 65 millones de años, fue el fin para los dinosaurios y la mayoría de especies en la Tierra en ese momento. Si este evento volviera a suceder, si un futuro asteroide se dirigiera en órbita de colisión directa con la Tierra y no pudiéramos hacer nada para evitarlo, eliminaría de un plumazo y fácilmente a todas las personas en la Tierra. Afortunadamente, es poco probable que eso suceda pronto.

 


Devorada por la galaxia Andrómeda

Dentro de unos 4 000 millones de años, nuestra galaxia, la Vía Láctea, ahora mismo inmersa en una interacción constante con Andrómeda, su galaxia vecina, acabará fusionándose con esta en una colisión cósmica gigantesca. Así lo han predicho los astrofísicos. Se están acercando tanto que terminarán por colisionar una contra la otra. Y Andrómeda es mucho más grande que nuestra galaxia, lo que dará lugar a una galaxia enorme que algunos han bautizado como “Milkómeda” o ‘Milkdrómeda’.

 


Conclusión

Las señales de advertencia han sido cada vez más fuertes a medida que los humanos alteran la biodiversidad, entran en contacto cercano con criaturas portadoras de virus y viajan continuamente por todo el mundo. Aunque algunos de estos riesgos suenen a ciencia ficción, también lo eran las armas de destrucción masiva o el cambio climático hace un siglo. Hoy en día, tenemos pruebas suficientes de la devastación de ambas. Hay muchos factores que podrían modificar que nuestro mundo siga siendo habitable, por lo que tendríamos que prestar atención a todos ellos.

Referencia: Annual Report The Global Challenges Foundation, globalchallenges.org/wp-content/uploads/Global-Catastrophic-Risks-2020-Annual-Report.pdf

Murakami M, Goncharov A, Miyajima N, Yamazaki D, Holtgrewe N.: Radiative thermal conductivity of single-​crystal bridgmanite at the core-​mantle boundary with implications for thermal evolution of the Earth. Earth and Planetary Science Letters, Volume 578, 15 January 2022, 117329. doi: 10.1016/j.epsl.2021.117329call_made

Project AMIGA: The Circumgalactic Medium of Andromeda

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo