Cómo observar la luna con un telescopio

Tendrás que elegir un lugar oscuro y abierto en el que no haya obstáculos en la visión.

astrónomo con telescopio
iStock.

Si eres un amante de la naturaleza y la astronomía, tal vez te hayas planteado observar la luna con un telescopio. No importa si vives en el campo o en medio de la ciudad, ya que la luna siempre se puede observar fácilmente. Por supuesto, si eres principiante puedes comenzar con unos prismáticos. ¡No podrás dejar de admirar su belleza! A continuación te explicamos cómo observar la luna de forma adecuada.

Utiliza un mapa lunar

Deberías utilizar un mapa lunar y una fotografía de la luna como guía. De esta forma, podrás estudiar fácilmente las características más destacadas de la luna. Además, los mapas lunares suelen mostrar la luna tal como se vería a simple vista o con prismáticos. Es decir, con el lado norte hacia arriba. Sin embargo, algunos telescopios astronómicos proporcionan una vista invertida. Si tu telescopio pone la luna boca abajo mientras tu mapa muestra la luna con el lado derecho hacia arriba, simplemente gira el mapa boca abajo.

También podrías obtener una vista invertida si estás utilizando un telescopio en el que el ocular encaja en un accesorio llamado diagonal de estrella. Si es tu caso, tendrás que voltear mentalmente la luna para que coincida con el mapa lunar. Uno de los mapas lunares más útiles es el ‘mapa de cielo y telescopio de la luna’. Este mapa tiene una escala lo suficientemente grande para mostrar detalles finos. Además, está plastificado para protegerlo del rocío.

niña mirando al cielo
iStock.

La vista a través de un telescopio

Los cráteres de la luna son más fáciles de ver a través de un telescopio. Se suelen realizar 50 aumentos por cada pulgada de apertura de la lente objetivo. Es decir, si tu telescopio tiene un refractor de 2.4 pulgadas, el aumento máximo que deberías emplear es 120. Además, recuerda que es imposible que con un telescopio normal obtengas la misma calidad de imagen que la que obtienen los telescopios de observatorios.

Si puedes, elige un lugar oscuro y abierto en el que no haya obstáculos en la visión del cielo. Evita las ciudades, ya que tienen mucha contaminación lumínica y los edificios obstaculizarán tu imagen. Igualmente, la contaminación ambiental y el calor de la ciudad harán que tu imagen se vea mucho peor. ¡Acude a la montaña o el mar!

También debes evitar mirar a través de las ventanas, ya que el cristal provoca una distorsión que hará que pierdas claridad y luminosidad.

Continúa leyendo