¿Cómo funciona el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio está compuesto por el corazón, los pulmones, las arterias y las venas.

sistema circulatorio
iStock.

El sistema circulatorio es el encargado de bombear, transportar y distribuir la sangre, los nutrientes, el oxígeno y las hormonas por todo el cuerpo. Está compuesto por tres órganos independientes que trabajan de manera conjunta: el corazón (sistema cardiovascular), los pulmones (circulación pulmonar) y las arterias y venas (circulación sistémica).

¿Qué hace el corazón?

Un adulto promedio tiene alrededor de cinco litros de sangre en el cuerpo. Además, la sangre está compuesta de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plasma y plaquetas. Asimismo, el corazón es el músculo que bombea la sangre, rica en nutrientes y oxígeno, a todas las partes de nuestro organismo.

Este órgano, que suele latir entre 60 y 100 veces por minuto, contiene cuatro cámaras en las cuales fluye la sangre. En cada latido, la sangre entra en la aurícula derecha y pasa a través del ventrículo derecho, el cual se encarga de bombear sangre hasta los pulmones donde esta se oxigena.

glóbulos rojos
iStock.

Circulación pulmonar y sistémica

La circulación pulmonar transporta la sangre entre el corazón y los pulmones. Es decir, envía la sangre desoxigenada a los pulmones para absorber el oxígeno y liberar posteriormente dióxido de carbono. Después, la sangre oxigenada regresa al corazón.

En el circuito sistémico, las arterias, venas y vasos sanguíneos se encargan de transportar la sangre, el oxígeno y los nutrientes desde el ventrículo izquierdo del corazón hasta la aorta, la arteria más grande de nuestro organismo. La sangre viaja desde la aorta por las arterias sistémicas y, posteriormente, llega hasta las arteriolas y los lechos capilares que empapan los tejidos del cuerpo.

Luego, la sangre desoxigenada se desplaza por los lechos capilares hasta alcanzar las venas sistémicas. Las venas sistémicas llegan hasta las venas cava inferior y superior, las venas más grandes del cuerpo. Finalmente, las venas cavas envían la sangre desoxigenada a la aurícula derecha del corazón.

Por otro lado, los vasos sanguíneos del cuerpo humano miden aproximadamente 100 000 kilómetros, es decir, más de dos veces la circunferencia de nuestro planeta. La red de arterias transporta sangre rica en oxígeno desde el corazón a través del cuerpo, mientras que las venas envían la sangre pobre en oxígeno de regreso al corazón.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo