Vídeo de la semana

Científicos españoles detectan una supertierra a solo 36 años luz

Este planeta extrasolar es más grande y más masivo que nuestro planeta y orbita cerca de una estrella fría.

supetierra
IAC

Un equipo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias especializado en la búsqueda de enanas rojas ha descubierto una de ellas en la que orbita una supertierra. Se llama GJ 740. Es tres veces más grande que la Tierra y se encuentra a solo 36 años luz de distancia de la Tierra, muy cerca de nosotros.

"Este es el planeta con el segundo período orbital más corto alrededor de este tipo de estrella. La masa y el período sugieren un planeta rocoso, con un radio de alrededor de 1,4 radios terrestres, lo que podría confirmarse en futuras observaciones con el satélite TESS", explica Borja Toledo Padrón, líder del trabajo que publica la revista Astronomy & Astrophysics.

Los investigadores también encontraron evidencia de un segundo planeta en el sistema, aproximadamente del tamaño de Saturno, que orbita la estrella enana roja una vez cada nueve años.

 

 

Buscando planetas en estrellas frías

Los pequeños movimientos de las estrellas causados ​​por el tirón gravitacional de los planetas pueden proporcionar evidencia de exoplanetas; se trata de una técnica conocida como velocidad radial. Este método se basa en la detección de pequeñas variaciones en la velocidad de una estrella debido a la atracción gravitacional de un planeta en órbita a su alrededor, mediante observaciones espectroscópicas. Recordemos que desde el descubrimiento en 1998 de la primera señal de velocidad radial de un exoplaneta alrededor de una estrella fría, se han descubierto un total de 116 exoplanetas alrededor de este tipo de estrellas y con este método concreto de búsqueda.

La evidencia de este segundo planeta, recopilada midiendo la velocidad radial de la estrella, podría ser causada por el campo magnético de la estrella en sí, no por un planeta.

“La principal dificultad de este método está relacionada con la intensa actividad magnética de este tipo de estrellas, que pueden producir señales espectroscópicas muy similares a las debidas a un exoplaneta”, explica Jonay I. González Hernández, investigador del IAC.

El planeta orbita su estrella con un período de 2,4 días y, debido a que la estrella está tan cerca del Sol y el planeta tan cerca de la estrella, esta nueva súper Tierra podría ser objeto de futuras investigaciones con telescopios de gran diámetro tan pronto como hacia finales de esta década. Por el momento, se necesitan más datos para confirmar que la señal se debe realmente a la de un planeta.


Esta detección fue posible gracias a una campaña de observación de seis años con HARPS-N, del proyecto HADES, complementada con mediciones con el espectrógrafo CARMENES en el telescopio de 3,5 m en el Observatorio de Calar Alto (Almería) y HARPS, en el telescopio de 3,6 m en el Observatorio de La Silla (Chile), entre otros instrumentos.

 

 

 

También te puede interesar:

Referencia: B. Toledo-Padrón, A. Suárez Mascareño, J. I. González Hernández, R. Rebolo, M. Pinamonti, M. Perger, G. Scandariato, M. Damasso, A. Sozzetti, J. Maldonado, S. Desidera, I. Ribas, G. Micela, L. Affer, E. González-Alvarez, G. Leto, I. Pagano, R. Zanmar Sánchez, P. Giacobbe, E. Herrero, J. C. Morales, P. J. Amado, J. A. Caballero, A. Quirrenbach, A. Reiners, M. Zechmeister. A super-Earth on a close-in orbit around the M1V star GJ 740. Astronomy & Astrophysics, 2021; 648: A20 DOI: 10.1051/0004-6361/202040099

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo