Científicos españoles descubren que la ayahuasca estimula el nacimiento de nuevas neuronas

Un experimento con ratones muestra que este té alucinógeno e ilegal usado en la Amazonia fomenta la neurogénesis en el hipocampo.

ayahuasca
iStock

La ayahuasca es una bebida chamánica que se consume en la región amazónica de Brasil, Ecuador, Perú y Colombia y se elabora a partir de la corteza de una liana selvática (Banisteriopsis caapi) y de las hojas de un arbusto (Psychotria viridis). Contiene el compuesto psicoactivo N-dimetiltriptamina (DMT), que se sabe produce visiones e intensas alucinaciones. Sus ingredientes son ilegales en la mayoría de los países del mundo y, se ha utilizado durante siglos en supuestas ceremonias de sanación impartidas por chamanes. Ahora, un estudio realizado por investigadores españoles, concretamente de la Universidad Complutense de Madrid, ha descubierto que la ayahuasca promueve en los roedores el nacimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, una parte del cerebro que es en gran parte responsable de la memoria y el aprendizaje.

De hecho, su función como tratamiento potencial para los trastornos neurológicos y emocionales (como la depresión) ha provocado un gran aumento del interés de la comunidad científica occidental en los últimos años hacia esta bebida amazónica psicodélica, pues contiene compuestos como harmina y tetrahidroharmina, que se sabe estimulan la formación de neuronas a partir de células madre en una placa de Petri.

Los expertos han concluido que incluso la dimetiltriptamina (DMT), uno de sus principales ingredientes, promueve la neurogénesis, la formación de nuevas neuronas y, además, induce la formación de otras células neurales como astrocitos y oligodendrocitos.

 

"Esta capacidad para modular la plasticidad cerebral indica que tiene un gran potencial terapéutico para una amplia gama de trastornos psiquiátricos y neurológicos, entre los que se encuentran las enfermedades neurodegenerativas", comenta José Ángel Morales, investigador del Departamento de Biología Celular de la UCM y CIBERNED y coautor del trabajo que publica la revista Translational Psychiatry.

Los resultados del experimento con ratones mostraron que su administración hizo que las células madre neuronales dentro de la zona subgranular del cerebro proliferaran y se diferenciaran en neuronas, así como en células de soporte neuronal como astroglia y oligodendrocitos. Para determinar si estas células se habían vuelto funcionales, los científicos inyectaron ayahuasca a un segundo grupo de ratones durante un período de tres semanas, antes de presentarles una variedad de tareas diseñadas para evaluar su memoria y aprendizaje.

El hecho de que los roedores se desenvolvieran mejor en estas tareas después de recibir un tratamiento con ayahuasca sugiere que las neuronas recién formadas se habían vuelto funcionales, aumentando las capacidades cognitivas de estos animales.


“El estudio, reporta los resultados de cuatro años de experimentación in vitro e in vivo en ratones, demostrando que estos exhiben una mayor capacidad cognitiva cuando se trata con esta sustancia ", continúa José Antonio López, investigador de la Facultad de Psicología de la UCM y coautor del estudio.

 


Gran potencial

El compuesto DMT en el té de ayahuasca se une a un receptor cerebral serotoninérgico tipo 2A, lo que aumenta su efecto alucinógeno. En este estudio, el receptor fue modificado a un receptor de tipo sigma que no tiene este efecto, lo que "facilita enormemente su futura administración a los pacientes". “En las enfermedades neurodegenerativas, es la muerte de ciertos tipos de neuronas lo que causa los síntomas de patologías como el alzhéimer y el párkinson. Aunque los humanos pueden generar nuevas células neuronales, esto depende de varios factores y no siempre es posible", dice Morales.

Los científicos creen que la función química del DMT es impulsar y desencadenar ciertas reacciones químicas en el cuerpo. Y debido a que también ocurre naturalmente en la ayahuasca, los científicos se preguntan si esta aplicación externa podría funcionar dentro del cuerpo de la misma manera. Los ratones objeto del experimento no degustaron pequeñas tazas de té, sino que se les administraron inyecciones del compuesto a intervalos regulares.


El desafío es activar nuestra capacidad latente para formar neuronas y así reemplazar las neuronas que mueren como resultado de la enfermedad. Este estudio demuestra que el DMT es capaz de activar células madre neurales y formar nuevas neuronas ”, concluye el experto.

 

Referencia: Jose A. Morales-Garcia et al, N,N-dimethyltryptamine compound found in the hallucinogenic tea ayahuasca, regulates adult neurogenesis in vitro and in vivo, Translational Psychiatry (2020). DOI: 10.1038/s41398-020-01011-0

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo