China planea poner a funcionar un 'Sol artificial' para 2050

El proyecto multimillonario consiste en un dispositivo gigante y cilíndrico de fusión nuclear, llamado Tokamak.

 

La búsqueda de una fuente energía limpia y efectiva es uno de los grandes retos de la humanidad para este siglo. El evidente y creciente problema de los combustibles fósiles requiere una transición energética hacia una fuente de energía sin emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Es la energía nuclear una alternativa segura y fiable?

Hay dos tipos de energía nuclear, la fisión y la fusión. La fusión, proceso que tiene lugar en el Sol, es mucho más limpia que la fisión (proceso que utilizan las centrales nucleares que tenemos hoy) genera muchos residuos, y estos son inestables y su almacenamiento es caro y problemático. En cambio, la fusión no produce apenas residuos nucleares. Pero no hay lugar sobre la Tierra capaz de recrear las temperaturas de una estrella, necesarias para que ocurra la fusión. ¿O sí?

 

China ya prepara el proyecto de central de fusión para 2050, una fecha en la que esperan que este ‘Sol artificial’ en miniatura esté en pleno funcionamiento: se trata del Superconductor Avanzado Tokamak (EAST), el proyecto de una central energética con forma de rosquilla, situado en la provincia oriental de Anhui, que la logrado una serie de primicias en investigación de energía nuclear.

En 2017, se convirtió en la primera instalación de este tipo en el mundo en sostener algunsa condiciones necesarias para la fusión nuclear durante más de 100 segundos, y el pasado noviembre alcanzó una temperatura de 100 millones de grados centígrados, seis veces más elevada que el núcleo del Sol.

Con este planteamiento, China pretende comenzar a generar energía de fusión comercialmente viable a mediados de siglo.

 

También te puede interesar:

 

El EAST forma parte del proyecto del Reactor Experimental Termonuclear Internacional (ITER), que busca demostrar la viabilidad de la energía de fusión.

Financiado y dirigido por la Unión Europea, India, Japón, China, Rusia, Corea del Sur y los Estados Unidos, la pieza central del proyecto multimillonario será un dispositivo de fusión cilíndrico gigante, llamado Tokamak.

Ahora, se encuentra en construcción en Provenza, en el sur de Francia, e incorporará piezas desarrolladas en el EAST y también de otros centros de investigación.

 

La promesa de la energía nuclear de fusión

Muchos países ven la promesa de una energía limpia e ilimitada en la fusión nuclear. La fusión, proceso contrario a la fisión, consiste en unir núcleos de átomos simples para formar otros más complejos (el Sol lo hace de manera continuada fusionando hidrógeno, para formar helio); el resultado es la liberación de una gran potencia energética.

Pero lograr la fusión (y de manera controlada) es extremadamente difícil y prohibitivamente costoso: el coste total de ITER se estima en 20.000 millones de euros.

Uno de los principales ingenieros chinos del ITER, Wu Songtao, reconoció en un comunicado que las capacidades técnicas de China en materia de fusión aún están por detrás de los países más desarrollados, y que los Tokamak japoneses y estadounidenses han logrado resultados, en general, más valiosos.

Pero el reactor de prueba de Anhui subraya el rápido avance científico de China y su determinación en convertirse en uno de los países pioneros en nuevas energías.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo