China consigue aterrizar en la cara oculta de la Luna

Por primera vez en la historia, una nave espacial, la sonda china Chang’e-4 aterriza en este lado de nuestro satélite.

xinhua

Sin duda se trata de un gran hito en la exploración del ser humano en el universo. La Administración Nacional del Espacio de China (ANEC) ha revelado que el alunizaje en la cara oculta de la Luna se produjo a las 10.26 hora de China (02.26 hora GMT) en la cuenca de Aitken, en el polo sur de nuestro satélite.

 

El vehículo de aterrizaje y el vehículo móvil Chang'e-4 de China se han convertido así en la primera nave espacial en aterrizar en este lado oscuro de la Luna.

 

Esta nave espacial forma parte de una serie de misiones espaciales chinas llamadas Chang'e (pronunciadas CHONG-uh), en honor a la diosa china de la luna.


Un pequeño rover llamado Yutu 2 salió de la nave varias horas después de alunizar. El rover explorará el terreno alrededor del cráter Von Kármán de 186 kilómetros de ancho ubicado dentro de la cuenca del Polo Sur-Aitken de 2.500 kilómetros de ancho. La cuenca, una de las características de impacto más grandes y antiguas del sistema solar, podría contener partes expuestas del interior de la Luna que podrían revelar detalles de su formación e historia temprana.

 

La misión Chang'e-4 medirá una parte de la composición de la región, utilizará un radar de penetración en el suelo para explorar justo debajo de la superficie y tomará imágenes panorámicas de un paisaje que nunca antes se había visto desde el suelo. Serán unas imágenes históricas.

 

También realizará mediciones de partículas cargadas y radiación, que podrían ayudar a respaldar futuras misiones de astronautas, y probar si las plantas y los insectos pueden crecer juntos en la luna.

 

Ambición espacial China



Debido a que la luna siempre muestra la misma cara a la Tierra, es imposible comunicarse directamente con la nave espacial en el lado oscuro. Un satélite de retransmisión llamado Queqiao, que se lanzó en mayo de 2018 emitirá señales entre Chang'e-4 y la Tierra.

 

El aterrizaje marca el segundo alunizaje de China, y representa un paso más hacia misiones lunares más ambiciosas. Tenemos precedentes anteriores: los programas espaciales soviético y estadounidense ya lograron hace más de medio siglo fotografiar la cara oculta de la Luna pero jamás consiguieron posar una nave en la superficie, pese a que en 1962 una misión no tripulada estadounidense lo intentó, aunque sin éxito alguno.

 

La agencia espacial china está planeando otra misión para recolectar muestras de roca lunar un más adelante, dentro de este año 2019. Y el objetivo más ávido del programa es, como no podía ser de otra manera, una misión tripulada a la Luna a largo plazo. La fecha es desconocida, pero algunos apuntan a que podría ser alrededor de 2036.

 

Referencia: China National Space Administration. China’s Chang’e-4 probe makes historic landing on moon’s far side. January 3, 2019. / L. Grossman. China is set to launch a satellite to support a future lunar rover. Science News Online, May 20, 2018.

 

Crédito imagen: XINHUA

 

CONTINÚA LEYENDO