Astrónomos presencian la muerte de una galaxia muy lejana

La lejana galaxia ID2299 está expulsando casi la mitad del gas que usa para formar estrellas a un ritmo insólito...

muerte-galaxia
ESO/M. Kornmesser

Una vez que dejan de fabricar nuevas estrellas, una galaxia se considera 'muerta' pues llega un momento en el que estas galaxias se quedan sin gas para formar nuevas estrellas. Por ello, poco a poco se irán volviendo más rojas a medida que las estrellas azules brillantes se conviertan en supernovas, dejando atrás las estrellas más pequeñas y tenues. No es algo extraño ni insólito. Es un evento que tendrá lugar en todas las galaxias. Sin embargo, a pesar de su normalidad, los astrónomos nunca habían visto claramente el comienzo de este proceso de una galaxia a punto de morir en los inicios del universo.


Hasta ahora.

Un equipo internacional de astrónomos ha capturado una imagen fabulosa de una galaxia moribunda, que expulsa gas por valor de 10.000 soles cada año debido a una gran colisión. La investigación, dirigida por la Universidad de Durham (Inglaterra) examinó 9.000 millones de años en el pasado en busca de evidencia de que las fusiones de galaxias en el universo temprano podrían detener la formación de estrellas. Estas fusiones fuerzan la fuga de gas de la galaxia y debilitan su capacidad para formar nuevas estrellas, marcando efectivamente el final de su vida como cuerpo activo, como hemos explicado al principio.

Los astrónomos utilizaron el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter / submillimeter Array) ubicado en la región desértica de Chile para detectar una galaxia distante en la que está progresando una eyección masiva de gas. Y encontraron a ID2299, que está expulsando aproximadamente la mitad de su reservorio de gas frío fuera de la galaxia. Se trata de la primera vez que se observa una típica galaxia masiva de formación de estrellas en el universo distante a punto de 'morir' debido a una eyección masiva de gas frío.

Así, los astrónomos se toparon con esta galaxia moribunda por mero accidente. Mientras observaban una centenar de galaxias en lugares distantes, notaron algo extraño precisamente en la galaxia ID2299. Lo vieron durante unos minutos: la galaxia tenía una cola de gas que estaba siendo expulsada, que es precisamente la instantánea (recreación artística, por supuesto) que acompaña este artículo. El gas estaba siendo expulsado a un ritmo sorprendente, el equivalente a 10.000 soles al año.

 

 

Esa pérdida está eliminando el 46% de todo el gas frío de la galaxia. Entre esto y la intensa formación estelar, ID2299 se quedará sin gas en solo unas pocas decenas de millones de años. Algo que resulta sorprendente sobre todo teniendo en cuenta que está pasando por este evento solo 4.500 millones de años después del Big Bang, justo después del momento en el que las galaxias producían estrellas a velocidades increíbles, en su fase más activa.


Todavía no sabemos cuáles son los procesos exactos detrás de la desconexión de la formación de estrellas en galaxias masivas. Se cree que los vientos impulsados ​​por retroalimentación de la formación de estrellas o los agujeros negros activos son los principales responsables de expulsar el gas y sofocar el crecimiento. Nuestra investigación proporciona pruebas de que es probable que el gas que se lanza desde ID2299 haya sido expulsado por las mareas debido a la fusión entre dos galaxias ricas en gas”, explica Annagrazia Puglisi, del Centro de Astronomía Extragaláctica de la Universidad de Durham y líder del trabajo que publica la revista Nature Astronomy.

 

También te puede interesar:

Referencia: Puglisi, A., Daddi, E., Brusa, M. et al. A titanic interstellar medium ejection from a massive starburst galaxy at redshift 1.4. Nat Astron (2021). https://doi.org/10.1038/s41550-020-01268-x

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo