Así era un polluelo de la época de los dinosaurios

Este fósil nos ofrece pistas para entender mejor la evolución de las aves.

Hace unos 127 millones de años, pequeños pájaros del tamaño de un saltamontes vivían junto a algunos de los animales más grandes que caminaron sobre la Tierra, incluidos los saurópodos de cuello largo (como el Diplodocus), según ha concluido un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications.

Cuando estaba vivo,
este polluelo medía menos 5 centímetros de largo y pesaba solo 85 gramos, aproximadamente el peso de una quinta parte de una pelota de golf. Eso lo convierte en una de las aves registradas más pequeñas de la edad de los dinosaurios, según los autores.

 

 

Casi todo el esqueleto fosilizado del pequeño pájaro había sido preservado, convirtiéndolo en un tesoro paleontológico que proporciona información sobre cómo este grupo de aves -Enantiornithes, una subclase de aves extinta que tendía a tener dientes y garras en las alas- creció después de la eclosión de sus huevos, una etapa crítica en la formación del esqueleto de un pájaro.

Todavía no está claro si el ave es una especie recién descubierta, o si pertenece a una especie previamente identificada, como
Concornis lacustris o Iberomesornis romerali, que son otras aves de esta subclase encontradas en el mismo lugar, el yacimiento fósil de Las Hoyas en Cuenca (España), aclaran los investigadores.

 

Pero la falta de un nombre no impidió que los científicos lo estudiaran. Los miembros del equipo usaron radiación sincrotrón para obtener imágenes del pequeño espécimen a nivel submicrométrico. (Una micra, o micrómetro, es una millonésima de metro. Por comparación, una hebra de cabello humano tiene un diámetro de aproximadamente 50 a 100 micras).

"Las nuevas tecnologías ofrecen a los paleontólogos capacidades sin precedentes para investigar fósiles provocadores", comentó Fabian Knoll, paleontólogo del Centro Interdisciplinario para la Vida Antigua de la Universidad de Manchester y ARAID-Dinopolis, el museo de paleontología en España, en un comunicado de la Universidad de Manchester (Reino Unido).

El análisis reveló que el pequeño pájaro murió poco después de nacer. Además, el esternón del polluelo (el hueso pectoral) aún no se había convertido en hueso duro y sólido, y todavía estaba compuesto principalmente de cartílago, lo que significa que el polluelo del período Cretácico probablemente no habría podido volar en el momento en que murió.

 

También te puede interesar:

Además, los patrones de osificación (endurecimiento óseo) en el ave son bastante diferentes de los de otras aves enantiornitas jóvenes descubiertas a lo largo de los años, lo que sugiere que las estrategias de desarrollo de estas antiguas aves voladoras fueron más diversas de lo que se pensaba anteriormente, aclaran los investigadores.

Pero, aunque este ave recién descubierta probablemente no podría volar,
no dependía necesariamente de sus padres para la alimentación y el cuidado. Mientras que algunos polluelos modernos son "altriciales", es decir, que nacen ciegos, sin los conductos auditivos abiertos, prácticamente sin pelo o plumas y con una movilidad muy reducida, otros son bastante "precoces" o incluso independientes.

"Este nuevo descubrimiento, junto con otros de todo el mundo, nos permite echar un vistazo al mundo de las aves antiguas que vivieron durante la era de los dinosaurios. Es increíble darse cuenta de cuántas de las características que vemos entre las aves vivientes ya se habían desarrollado hace más de 100 millones de años ", explica Luis Chiappe, del Museo de Historia Natural de Los Ángeles y coautor del estudio.

El pequeño pájaro se encuentra en el Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha, en Cuenca.

 

Referencia: Fabien Knoll, Luis M. Chiappe, Sophie Sanchez, Russell J. Garwood, Nicholas P. Edwards, Roy A. Wogelius, William I. Sellers, Phillip L. Manning, Francisco Ortega, Francisco J. Serrano, Jesús Marugán-Lobón, Elena Cuesta, Fernando Escaso and José Luis Sanz. A diminutive perinate European Enantiornithes reveals an asynchronous ossification pattern in early birds. Nature Communications. DOI: 10.1038/s41467-018-03295-9

 

Crédito imagen: Dr. Fabien Knoll

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo