Así era el primer depredador de la Tierra

Es un pariente de las medusas y vivió hace 560 millones de años.

 

El animal depredador más antiguo que conozcamos hasta la fecha tiene 560 millones de años y se llama Auroralumina attenboroughii.

Se trata de una especie clasificada como precursora de los cnidarios, un grupo dispar y antiguo que abarca corales y medusas y ocupan los reinos pelágico y bentónico, por lo que estaríamos ante especímenes que viven desde la superficie a los fondos marinos. Tienen un registro fósil rico del eón Fanerozoico, muy útiles para estudiar la historia temprana del grupo pero, aunque los cnidarios se separaron de otros animales en el período Precámbrico, el registro que tenemos del período anterior, el Ediacárico (hace entre 635 y 542 millones de años) genera muchas dudas científicas.

Para ayudar a resolverlas, un grupo de investigadores ha hallado un nuevo fósil:

“Muestra dos pólipos bifurcados encerrados en un esqueleto orgánico poliédrico rígido con evidencia de tentáculos simples y densamente empaquetados. Auroralumina muestra un conjunto de caracteres que lo relacionan con los primeros medusozoos”.

Los medusozoos pasan por varias etapas a lo largo de su vida. Inicialmente son poco más que una masa en el fondo marino. A continuación, pasan a una fase de flotación en la que se encargan de reproducirse. Es en esta fase de flotación cuando suelen adquirir formas de medusa. Auroralumina, de seguir estos complejos ciclos, estaría en su estado inmóvil, fijada en el fondo marino.

Tentáculos venenosos

Tiene una longitud de alrededor de 20 centímetros y el cuerpo está rodeado por una tela microbiana que no muestra indicios de pliegues. Las estructuras en forma de copa presentan tamaños iguales entre sí, con un tallo de unos 12 centímetros de largo y 6 centímetros de “copa”. En la parte superior de cada copa, se puede observar una cresta de tentáculos que corre alrededor del perímetro.

Estos tentáculos serían cnidoblastos, unas células características de este grupo de animales que portan una sustancia urticante. Fueron sus herramientas de defensa contra un posible depredador, y sus armas para capturar a sus presas. Para los investigadores:

"Lo que es realmente interesante es que creemos que se está bifurcando, por lo que tienes estas dos copas que están unidas cerca de su base, y luego habría habido un esqueleto continuo bajando al fondo del mar, que no vemos. Desafortunadamente, el fósil está incompleto".

Más de una década de estudio

El fósil se descubrió en Charnwood Forest, en la Formación Bradgate de Leicestershire, en Reino Unido, con dataciones que van de los 557 a los 562 millones de años. El yacimiento empezó a ser investigado en 2007, pero los científicos han necesitado 15 años para poder comprender qué tenían delante de ellos y dar sentido al fósil de Auroralumina, por lo que no ha sido hasta 2022 cuando se ha publicado la descripción de esta nueva especie en la revista “Nature, Ecology & Evolution”.

El material investigado es un único espécimen, que ha quedado impreso en un relieve de perfil bajo en una roca sedimentaria. Se piensa que los fósiles encontrados en esta formación fueron arrastrados por un flujo de sedimentos y cenizas procedentes de alguna actividad volcánica cercana. El fósil holotipo permanece in situ en la roca donde se encontró, mientras que el molde para estudiarlo se llevó al Servicio Geológico Británico en Nottingham.

Un yacimiento famoso

Charnwood Forest cuenta con hallazgos anteriores a este de fama internacional. Uno de los fósiles más importantes descubiertos en este yacimiento fue el de Charnia masoni, hallado en la década de 1950 por los estudiantes Roger Mason y Tina Negus. Fue el primer fósil del precámbrico que conoció la ciencia. Se trata de una forma de vida que tiene forma de hoja de helecho, pero los científicos defienden que era algún tipo de animal. Un espécimen de Charnia masoni apareció a 40 centímetros de Auroralumina attenboroughii.

El hallazgo ha hecho retroceder la evidencia de depredación animal unos 20 millones de años antes de lo que se pensaba. Su nombre hace referencia a esta edad tan temprana y, además, homenajea a David Attenborough por su trabajo de divulgación acerca de los fósiles de Charnwood. Auroralumina attenboroughii significa “linterna del amanecer de Attenborough”, en alusión a la apariencia de antorcha que los científicos han visto en el fósil.

El afamado científico David Attenborough fue un insistente cazador de fósiles en la zona. Reconoció que:

"Las rocas en las que ahora se ha descubierto el Auroralumina se consideraban entonces tan antiguas que databan de mucho antes de que comenzara la vida en el planeta. Así que nunca busqué fósiles allí. Unos años más tarde, un chico de mi antigua escuela [se refiere a Roger Manson] encontró uno y demostró que los expertos estaban equivocados. Fue recompensado con su nombre dado a su descubrimiento. Ahora casi lo he alcanzado y estoy realmente encantado”.

Referencias:

Amos, J. 2022. El extraordinario hallazgo del fósil del depredador más antiguo que se conoce. bbc.com.

Dunn, F. S. et al. 2022. A crown-group cnidarian from the Ediacaran of Charnwood Forest, UK. Nature Ecology & Evolution 6, 1095-1104. DOI: 10.1038/s41559-022-01807-x.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo