2008: arranca el Gran Colisionador de Hadrones

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), enterrado en la frontera francosuiza, se puso en funcionamiento el 10 de septiembre de 2008.

LHC

 

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), enterrado en la frontera francosuiza, se puso en marcha por primera vez el 10 de septiembre de 2008, después de catorce años de arduos trabajos. Está situado en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear).

En torno a las 09:30 de aquella mañana, el primer haz de protones fue inyectado en el gran túnel de 27 km de circunferencia en el sentido de las agujas del reloj. Los científicos presentes en la sala de control del CERN celebraron el histórico momento con aplausos. "¡Un viaje corto para un protón, pero un paso gigantesco para la humanidad!", declaraba Nigel S. Lockyer, director del laboratorio canadiense TRIUMF.

 

 

Con esta primera prueba, la intención de los científicos sería comprobar si el mayor acelerador de partículas del mundo funciona correctamente. Los primeros choques de  protones se producirán pasados unos meses, y será entonces cuando se recrearía el nacimiento del Universo y empezaron a obtenerse datos. Desde entonces, los científicos han usado el LHC la razón por la que el universo prefiere la materia a la antimateria

Años después de su puesta en marcha, en 2012, el LHC hizo posible uno de los descubrimientos más importantes en lo que va de siglo XXI: la existencia del bosón de Higgs, una partícula subatmómica esencial que permite comprender cómo las partículas obtienen masa. El LHC, con sus cuatro principales experimentos (LHCb, CMS, ALICE y ATLAS), permitirá avanzar en el conocimiento de la composición de la materia y del Universo.

 

Vídeo: La puesta en marcha del LHC

CONTINÚA LEYENDO