ALMA capta un espectacular disco de escombros

HD 53143 es una estrella de tipo solar de ubicada a 59,8 años luz de distancia de la Tierra en la constelación de Carina.

 

Esta estrella, bautizada como HD 53143, tiene mil millones de años y fue observada por primera vez en 2006 con la Cámara avanzada para encuestas (ACS) en el telescopio espacial Hubble de la NASA/ESA. La estrella está rodeada por un disco de escombros que los astrónomos creían anteriormente que era un anillo frontal similar al disco de escombros que rodea a nuestro Sol, que conocemos como el Cinturón de Kuiper.


Sin embargo, gracias a las nuevas observaciones realizadas por los astrónomos con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) de Chile, los expertos han podido comprobar que el disco de escombros de HD 53143 es, en realidad, muy excéntrico.

“En los discos de escombros en forma de anillo, la estrella generalmente se encuentra en el centro del disco o cerca de él”, explicó la astrónoma Meredith MacGregor de la Universidad de Colorado en Boulder y sus colegas. “Pero en los discos excéntricos de forma elíptica, la estrella reside en un foco de la elipse, lejos del centro del disco”.

 


Y podría haber más


Según el equipo, HD 53143 también puede albergar un segundo disco y al menos un exoplaneta.

“Hasta ahora, los científicos nunca habían visto un disco de escombros con una estructura tan complicada. Además de ser una elipse con una estrella en un foco, también es probable que tenga un segundo disco interno desalineado o inclinado en relación con el disco externo. Para producir esta estructura, debe haber un planeta o planetas en el sistema que estén perturbando gravitacionalmente el material en el disco”, aclara MacGregor en su estudio publicado en la revista Astrophysical Journal Letters.

Este hallazgo hace que el disco de escombros de esta estrella sea el más excéntrico observado hasta la fecha: es el doble de excéntrico que el disco de escombros alrededor de Fomalhaut.

"Hasta ahora, no hemos encontrado muchos discos con una excentricidad significativa. En general, no esperamos que los discos sean muy excéntricos a menos que algo, como un planeta, los esté esculpiendo y obligándolos a ser excéntricos. Sin esa fuerza, las órbitas tienden a circularizarse, como lo que vemos en nuestro propio sistema solar”, concluye MacGregor.

También te puede interesar:

Referencia: Meredith A. MacGregor et al. 2022. ALMA Images the Eccentric HD 53143 Debris Disk. ApJL, in press; arXiv: 2206.05856 ALMA / ESO / NAOJ / NRAO / M. MacGregor, University of Colorado, Boulder / S. Dagnello, NRAO, AUI & NSF.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo