¿Terraformar Marte con bombas atómicas?

Con el tuit de "¡Nuke Mars! (camiseta pronto)", Elon Musk ha revolucionado las redes sociales.

Elon Musk es conocido por sus ideas y proyectos que prometen cambiar el mundo. Pero cuando hablamos de mundo no se refiere solo la Tierra, ya que el CEO de SpaceX y Tesla quiere transformar Marte en un nuevo planeta habitable. Y el método propuesto no ha dejado indiferente a nadie (otra vez).

 

Al parecer, bombardear Marte sigue estando en la lista de deseos del visionario Elon Musk.

 

Elon Musk sugirió por primera vez bombardear Marte en 2015, cuando argumentó que el uso de bombas atómicas para destruir los polos del planeta liberaría suficiente dióxido de carbono y vapor de agua -ambos potentes gases de efecto invernadero- para aumentar la temperatura atmosférica del planeta a la de la Tierra, aunque los científicos advirtieron que el plan no resultaría.

Aparentemente, este concepto de terraformación aún sigue dando vueltas en la cabeza de Musk, porque hace unos días tuiteó
"¡Nuke Mars!" y unas horas más tarde: "Camiseta pronto" (a 25 dólares).

 

También te puede interesar:

 

Si tomamos en serio a Musk



Existe un escepticismo significativo acerca de esta idea. Para empezar, muchos científicos y defensores de la exploración se plantean cuestiones como: ¿tenemos derecho a transformar completamente otro mundo, especialmente uno que podría albergar su propia vida, solo para nuestros propios fines?

Además, la estrategia podría incluso no funcionar. Un estudio de 2018 publicado en la revista
Nature Astronomy concluyó que Marte no alberga suficiente CO2 hoy día como para lograr un calentamiento significativo, incluso si todo fuera liberado a la atmósfera. "Como resultado, concluimos que la terraformación de Marte no es posible utilizando la tecnología actual", escribieron los investigadores.

(El equipo del estudio también explicó
por qué no consideraba el agua como un agente de calentamiento. "Los modelos anteriores de calentamiento atmosférico han demostrado que el agua no puede proporcionar un calentamiento significativo por sí mismo; las temperaturas no permiten que persista suficiente agua como vapor sin tener primero un calentamiento significativo de CO2 ", escribieron los miembros del equipo).

 

 

Pero el concepto nuclear podría ser mucho peor que ineficaz, han dicho algunos científicos. Es decir, podría ser contraproducente, dando paso a un fenómeno conocido como 'invierno nuclear', pues las armas nucleares producirían nubes masivas que bloquearían la luz solar y, causarían que el planeta se enfriara aún más. Lo que iría en contra del objetivo inicial.

La transformación de Marte, tan árido y hostil, está claro que se alinea con los objetivos a largo plazo de Musk pues quiere ayudar a la humanidad a colonizar el Planeta Rojo. SpaceX espera algún día transportar humanos a Marte, y Musk ha declarado previamente que
colonizar el planeta rojo es imprescindible para la supervivencia de la especie humana.

 

Por el momento, está construyendo un sistema de vuelo espacial para ayudar a que esto suceda: una nave espacial de 100 pasajeros llamada Starship y un enorme cohete conocido como Super Heavy. Este dúo reutilizable podría comenzar a lanzar satélites ya en 2021 y en 2023.

 

El prototipo de esta nave, llamado Starhopper, acaba de tener su primera prueba exitosa después de que un lanzamiento anterior saliese mal. La NASA espera usar cohetes de SpaceX para futuras visitas a la luna y Marte.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo