Lo que hay detrás del polémico tuit de Trump en el que afirma que la Luna es ‘parte de Marte’

El origen de las declaraciones está en un comunicado de la NASA donde describe su intención de enviar misiones privadas a nuestro satélite natural.

Imagen: el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, frente a los reporteros regresando a la Casa Blanca el 7 de junio de 2019 en Washington. Win McNamee/Getty Images.

Hace unos días, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump cometía un error que, de no tratarse de un malentendido, es uno de los mayores patinazos que un personaje público de su talla ha cometido. De su tuit, publicado el 7 de junio, se puede extraer que “la  Luna es parte de Marte”.

“For all of the money we are spending, NASA should NOT be talking about going to the Moon - We did that 50 years ago. They should be focused on the much bigger things we are doing, including Mars (of which the Moon is a part), Defense and Science!”. “Para todo el dinero que nos estamos gastando, la NASA NO debería estar hablando de ir a la Luna –eso ya lo hicimos hace 50 años. Deberíamos estar enfocados en las cosas mucho mayores que estamos haciendo, incluido Marte (del cual la Luna es una parte). ¡Defensa y ciencia!"

Lo que esconde detrás de estas declaraciones, un tanto confusas para la opinión pública, es una crítica a este comunicado publicado por la NASA el mismo día 7 de junio, en el que se describe cómo la NASA está abriendo la Estación Espacial Internacional para asuntos comerciales, tal como cita el comunicado, “para que la industria estadounidense pueda acelerar una próspera economía comercial en la órbita de la Tierra”.

La crítica de Trump se dirige a la NASA, quien en cambio se enfoca en su objetivo de lograr que la primera mujer y el próximo hombre lleguen a la Luna en 2024 (la última vez que el humano lo hizo fue en 1972).

El director financiero de la NASA, Jeff DeWit, discutía los detalles del plan, un detallado programa de cinco partes, en una conferencia de prensa celebrada ese mismo día.

El punto complicado es que, para lograr los ambiciosos objetivos, este plan establece precios para el uso industrial de los recursos del Gobierno de los Estados Unidos: para actividades comerciales, creando la oportunidad para misiones privadas de astronautas a la estación espacial, permitiendo destinos comerciales en órbita terrestre baja, identificando y persiguiendo actividades que fomentan mercados nuevos y emergentes, y cuantificación de la demanda a largo plazo de la NASA para actividades en la órbita terrestre baja.

 

Independientemente de la crítica de Trump a esta inversión, está el hecho de la escandalosa afirmación de que el satélite natural de la Tierra es “una parte” de Marte.

Algunos usuarios de Twitter trataban de buscar otra interpretación a las palabras del presidente:

 

“Maybe "Mars (of which the Moon is a part)” is Trump speak for using the mission to the moon as an intermediate staging area for the ultimate mission to Mars? If that’s the case, why should NASA ‘NOT be talking about going to the Moon?’” Tal vez la frase "Marte (del que la Luna forma parte)" es un discurso de Trump para expresa que usaría la misión a la Luna como área intermedia de la misión final a Marte. Aunque, si ese es el caso, ¿por qué la NASA "NO debería hablar de ir a la Luna"?

El presidente no ha aclarado el verdadero significado de sus declaraciones, ni tampoco han corregido el escandaloso malentendido, que se ha hecho viral en las redes estos días.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

Misiones privadas de astronautas

La NASA también está permitiendo que misiones privadas de astronautas de hasta 30 días en la Estación Espacial Internacional realicen las tareas correspondientes a las actividades comerciales y de marketing aprobadas que se describen en la directiva publicada el viernes, con la primera misión en 2020.

Si el mercado lo respalda, la agencia podrá alojar hasta dos misiones de astronautas privadas de corta duración por año a la Estación Espacial Internacional. Estas misiones serán financiadas por el sector privado, vuelos espaciales comerciales dedicados. Las misiones privadas de astronautas utilizarán una nave espacial de los EE. UU. desarrollada bajo el programa de tripulación comercial de la NASA.

 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

CONTINÚA LEYENDO