La NASA encuentra un antiguo oasis en Marte

El rover Curiosity ha descubierto huellas de antiguos estanques de salmuera poco profundos.

iStock

Con su superficie roja y rugosa tan característica, Marte parece un planeta sin vida, seco y desolado; pero no siempre fue así. El rover Curiosity de la NASA ha encontrado más evidencias de un antiguo lago salado que una vez rozó los bordes del cráter Gale hace unos 3.700 millones de años y que alguna vez pudo haber tenido pequeñas formas de vida.

 

Los científicos, que publican sus hallazgos en la revista Nature Geoscience, analizaron los datos del Rover, identificando rocas ricas en sales minerales del cráter Gale de Marte. Estos depósitos salinos representan la huella de estanques de salmuera que pasaron por períodos de desecación y desbordamiento a lo largo del tiempo (un ciclo que probablemente se repitió varias veces durante millones de años). Esos depósitos sirven, por tanto, como una marca de agua creada por las fluctuaciones climáticas a medida que el clima de Marte fue cambiando de húmedo al actual desierto de hielo gélido que es hoy.

El siguiente paso en la investigación es comprender cuánto tiempo duró esta transición y cuándo sucedió, según expone el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, en un comunicado.

 

También te puede interesar:

Los misterios del cráter Gale

 

El cráter Gale es un antiguo remanente de un impacto masivo, es decir, la formación geológica sobrante tras un gran impacto que cambió la superficie marciana. Los sedimentos transportados por el agua y el viento eventualmente llenaron el suelo del cráter, capa por capa. Después de que se endureciera el sedimento, el viento talló la roca en capas, creando el imponente Monte Sharp o Aeolis Mons (que se eleva 5.5 km desde el suelo del valle) y que Curiosity está escalando.

 

Cada capa revela una era diferente de la historia marciana y tiene pistas sobre el entorno prevaleciente en ese momento, de ahí que sea tan importante el trabajo que está realizando el rover.

"
Fuimos al cráter Gale porque conserva este registro único de un cambio de Marte", dijo William Rapin de Caltech y líder del trabajo. "Comprender cuándo y cómo comenzó a evolucionar el clima del planeta es una pieza de otro enigma: ¿cuándo y cuánto tiempo fue capaz Marte de soportar la vida microbiana en la superficie?".

 

Los expertos describen las sales encontradas en una sección de rocas sedimentarias de 150 metros de altura llamada "Isla Sutton", que el mismo rover visitó en el año 2017. Las sales de Sutton Island sugieren que el agua también se concentró en salmuera, además de los períodos intermitentes muy secos que los científicos ya habían descubierto con anterioridad.

 

NASA

 

Período Hesperian

 

Las observaciones satelitales del Planeta Rojo ciertamente sugieren que durante este período de tiempo, conocido como el período Hesperian, tuvo lugar algún tipo de transición climática. Y ahora, el descubrimiento de sales evaporadas también indica un cambio a un clima más árido en una línea de tiempo similar.

Los científicos especulan que las formaciones geológicas
pueden haberse parecido a los lagos de sal en el Altiplano de América del Sur. Arroyos y ríos que fluyen desde las cadenas montañosas que conducen a cuencas similares al terreno marciano. Y esos lagos están igualmente influenciados por los cambios climáticos.

 

NASA

"Encontrar capas inclinadas representa un cambio importante, donde el paisaje ya no está completamente bajo el agua", dijo Chris Fedo de la Universidad de Tennessee y coautor del estudio. "Es posible que hayamos dejado atrás la era de los lagos profundos".

 

Sabemos que, en la Tierra, otros ejemplos de lagos hipersalinos albergan biota tolerante a la sal o 'halotolerante', por lo que después de estos resultados, la búsqueda de vida en el cráter Gale sin duda continuará.

Más pistas sobre Marte

 

Esta es la primera vez que se descubre un lecho de roca enriquecido con sulfato en el registro sedimentario del cráter. Como tal, nos da algunas pistas muy necesarias sobre cómo Marte podría haber perdido su agua hace mucho, mucho tiempo. 

Las misiones futuras verán a Curiosity conducir hacia capas cada vez más tempranas para investigar estructuras rocosas. El equipo científico planea permanecer allí durante los próximos dos años para investigar estas rocas. Si se formaron en condiciones más secas, eso puede significar una nueva fase de desarrollo para el cráter, y revelar aún más secretos sobre la vida en Marte de hace millones de años.

 

Referencia: An interval of high salinity in ancient Gale crater lake on Mars, Nature Geoscience (2019). DOI: 10.1038/s41561-019-0458-8 , https://www.nature.com/articles/s41561-019-0458-8

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo