Detectan ráfagas rápidas de radio en una galaxia cercana

Lo relevante de esta explosión de radiación no es tanto la propia detección, sino su procedencia. ¿Por qué?

El cosmos puede parecer un frío y aterrador vacío; pero, en realidad, en el espacio fluye continuamente un tráfico incesante de radiación, procedente de los cuerpos celestes que lo emiten: estrellas como nuestro Sol, estrellas de neutrones, o incluso galaxias enteras…

Existe un tipo de radiación en concreto denominada ráfagas rápidas de radio o FRBs, por sus siglas en inglés, fast radio bursts. Los científicos llevan una década a la caza de estas ráfagas, pero es una tarea ardua, dado que su presencia dura apenas unos milisegundos en los instrumentos de detección; además, podrían provenir de cualquier lugar del universo. A pesar de haber detectado cientos de ráfagas como estas, los científicos solo han podido determinar el origen de dos de ellas. La primera, en 2017; y la segunda, ahora.

La nueva detección, además, es de lo más inusual; no solo porque las FRBs son muy escurridizas, sino porque su procedencia es una galaxia muy similar a la nuestra, la Vía Láctea.

El hallazgo se realizó gracias a ocho telescopios situados desde el Reino Unido hasta China, y fue publicado el pasado 6 de enero en la revista Nature.

Pero esta detección genera más preguntas que respuestas.

Según han expresado los autores de la investigación, lo relevante de esta explosión de radiación no es tanto la propia detección, sino su procedencia. ¿Por qué?

"Lo que es muy interesante acerca de estas FRB es que se han originado en el brazo de una galaxia espiral similar a la Vía Láctea, y es la ráfaga más cercana a la Tierra que hemos localizado hasta ahora”, afirman los científicos.

¿Cómo se ha producido esta detección?

La técnica utilizada se conoce como interferometría de línea de base muy larga, a través del telescopio CHIME, que logró un nivel de resolución lo suficientemente alto como para localizar la explosión en una región a aproximadamente siete años luz de diámetro, una hazaña comparable a la de un individuo en la Tierra capaz de distinguir a una persona en la Luna.

A 500 millones de años luz de la Tierra, la fuente de esta explosión, llamada "FRB 180916", está siete veces más cerca que la única otra explosión repetida que se ha localizado, y más de 10 veces más cerca que cualquiera de los pocos explosiones repetitivas que los científicos han logrado identificar.

La proximidad y la repetición únicas de este FRB podrían permitir la observación en otras longitudes de onda y el potencial para un estudio más detallado para comprender la naturaleza de este tipo de ráfagas.

¿Qué podría estar produciendo estas ráfagas?

Como hemos comentado, los objetos estelares producen radiación. Pero los artefactos creados por el ser humano, también. ¿Esto quiere decir que algún tipo de objeto artificial creado por alguna civilización desconocida es lo que está provocando estas ráfagas? ¿Y, que, además, este lugar sería muy similar y cercano a nuestra propia galaxia?

La primera detección de FRBs se descubrió en una pequeña galaxia "enana" que contenía metales y estrellas ya formadas. Pero estas FRB rompen la singularidad del molde anterior, lo que significa que tenemos que considerar quizás múltiples orígenes o una gama más amplia de teorías para comprender qué crea los FRB. Pero todavía no podemos emitir una conclusión tan aventurada sobre el origen de esta radiación.

 

Imagen: Concepción artística de la localización de FRB 180916.J0158 + 65 a su galaxia anfitriona/artsource.nl

Referencia: B. Marcote et al. A repeating fast radio burst source localized to a nearby spiral galaxy, Nature (2020). DOI: 10.1038/s41586-019-1866-z

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo