Descubren uno de los dinosaurios carnívoros más antiguos del Jurásico

La nueva especie ha sido bautizada como 'Asfaltovenator vialidadi' y vivió hace 170 millones de años.

dinosaurio-carnivoro
Gabriel Lío

El descubrimiento de parte de un esqueleto de un dinosaurio carnívoro del período Jurásico, que medía ocho metros de largo (y su cráneo tan solo 80 centímetros) y, que es el más antiguo encontrado hasta el momento, representa un momento de explosión evolutiva en el que se diversificaron los dinosaurios; del periodo previo al Jurásico Tardío o Superior, que comenzó hace unos 165 millones de años y finalizó 18 millones de años después.

 

Y es que el nuevo fósil, hallado en la provincia argentina de Chubut ha revelado una mezcla de linajes en esta especie que lleva a los científicos replantear su evolución, según publican los autores en la revista Scientific Reports que recoge el estudio.

 

"El estudio del esqueleto nos reveló una combinación de caracteres muy inusual que mezcla peculiaridades propias de distintas familias del grupo de los tetanuros, que es difícil de conciliar con la imagen actualmente aceptada de las relaciones entre los tres grandes grupos de dinosaurios que comprenden los tetanos: megalosauria, allosauria y celurosauria. Este análisis nos lleva a replantear lo que conocemos hasta ahora sobre la evolución temprana de los carnívoros en el Jurásico", explicaron Diego Pol, investigador del organismo argentino CONICET y líder del trabajo en el Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) y su colega, el paleontólogo alemán Oliver Rauhut de Universidad de Múnich.

 

Pol es conocido por haber hallado los restos del dinosaurio más grande del mundo, el Patagotitan mayorum también en Chubut.

 

El depredador más grande de la época

 

En vida, este dinosaurio tuvo que ser realmente intimidante a la vista. El espécimen puede asignarse a los tetanuranos, el grupo más destacado de dinosaurios bípedos, que incluye representantes tan emblemáticos como Allosaurus, Tyrannosaurus RexVelociraptor (y también del que se derivan las aves modernas). Los tetanuranos más antiguos se encuentran en el Jurásico Medio más temprano, pero la mayoría de los fósiles del Jurásico Medio conocidos son extremadamente fragmentarios. De ahí la importancia de este descubrimiento.

 

El fósil, probablemente represente al representante más antiguo conocido de uno de los linajes principales de dinosaurios terópodos carnosaurianos: los alosauroideos.

 

También te puede interesar:

Una nueva pieza del rompecabezas

 

Los fósiles, de los que se pudieron recuperar el 50 % del esqueleto del dinosaurio, con el cráneo y mandíbulas completos (se encontraron casi dos decenas de dientes) y la columna vertebral completa, incluidas partes de la pelvis, todos los huesos de ambas extremidades anteriores y partes de las patas), representa un género previamente desconocido. Bautizado como Asfaltoventor vialidadi, que incluye el término latino para cazador, los depósitos en los que se encontró el fósil y el nombre de la especie hace mención al mantenimiento del camino de Chubut, que ayudó en la recuperación de este dinosaurio tan antiguo.

 

Según los resultados del análisis filogenético de la nueva especie, todas las especies de los dos grandes grupos allosauroideos y megalosauroideos tienen un ancestro común que no comparten con los coelurosaurios.

 

"El nuevo taxón muestra un mosaico inusual de caracteres tetanuranos y destaca la gran cantidad de convergencias en la evolución temprana del grupo y, por lo tanto, la incertidumbre filogenética resultante en su evolución temprana", explican los autores.

 

Rauhut vincula la evolución explosiva del grupo con un episodio de extinción masiva que tuvo lugar en la última etapa del Jurásico inferior, hace unos 180 millones de años. Por lo tanto, los dos expertos interpretan el desarrollo paralelo de rasgos externos similares en diferentes especies como un ejemplo de experimentación evolutiva durante la posterior rápida expansión y diversificación de los tetanuranos.

 

La extinción previa de competidores potenciales habría abierto el camino a nuevos nichos ecológicos para aquellos que sobrevivieron, y los tetanuranos aparentemente estuvieron entre ellos.

“Se trata de un patrón que también observamos en muchos otros grupos de animales después de las extinciones en masa. Se cumple, por ejemplo, para la expansión y diversificación de mamíferos y aves después de la extinción de los dinosaurios al final del Cretácico hace 66 millones de años ", concluye Rauhut.

 

 

Referencia: Probable basal allosauroid from the early Middle Jurassic Cañadón Asfalto Formation of Argentina highlights phylogenetic uncertainty in tetanuran theropod dinosaurs, Oliver W. M. Rauhut & Diego PolScientific Reports 9, Article number: 18826 (2019). Nature DOI: https://doi.org/10.1038/s41598-019-53672-7

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo