Descubren una manada de dinosaurios en Australia

Un hallazgo increíble. Los fósiles, incrustados en ópalo, pertenecen a una nueva especie de dinosaurio.

 

En el interior de Australia, un equipo de paleontólogos ha identificado una nueva especie de dinosaurio cerca de la localidad de Lightning Ridge, a unos 724 kilómetros al noroeste de Sídney.

Si bien el hallazgo de un dinosaurio nuevo es un anuncio habitual en algún lugar del mundo, se trata de la primera vez que se encuentran huesos de una manada de dinosaurios en Australia. Aún más notable, todos ellos han sido hallados en ópalo, incluido el esqueleto de dinosaurio opalizado más completo que se haya encontrado jamás.

 

Los fósiles presentan raros colores, tienen un tono gris azulado inusual con destellos ocasionales de un color brillante y pertenecen a una nueva y asombrosa especie de dinosaurio herbívoro, según exponen los investigadores en un artículo publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

En comparación con otros continentes, Australia no ha destacado por su gran rendimiento de cara a los cazadores de dinosaurios, pues solo se conocen 10 especies y la mayoría de ellas solo se han conservado gracias a unos pocos huesos. Sin embargo, algunos de estos descubrimientos fósiles, tanto de los dinosaurios como de
otras especies del Cretácico, se convirtieron en ópalo, lo que les da una belleza no mundana casi desconocida en otros lugares.

Lo cierto es que se necesita un conjunto de circunstancias muy específicas para que los minerales ricos en silicato se filtren a través de un sustrato y creen ópalos. Afortunadamente, la combinación más favorable de condiciones químicas y climáticas ocurrió alrededor del mar de Eromanga, habitado por
plesiosaurios e ictiosaurios gigantes, y cuyas orillas constituían hogares ideales para los dinosaurios.

 

También te puede interesar:

Buscaba ópalos y encontró dinosaurios



Bob Foster, un minero de ópalo de Lightning Ridge, en Nueva Gales del Sur, encontró los huesos que han demostrado ser tan valiosos para la ciencia. Para fomentar la baja calidad de la opalización, los huesos se convirtieron en un frustrante estorbo -visto desde el punto de vista de un cazador de ópalos-, lo que impide su acceso a piedras de alto valor que cambian de color bajo diferentes luces.
Para los paleontólogos, sin embargo, su precio estaba por encima de los rubíes.

Algunos de los casi cien huesos encontrados en Lightning Ridge han estado expuestos a los visitantes del museo durante décadas, pero a los paleontólogos les costó reunirlos para describir científicamente el hallazgo. Eventualmente, resolvieron que esto ocurrió porque se trataban de un dinosaurio adulto y tres juveniles, no de un solo individuo.
Falta la mayoría de los huesos de cada uno de los dinosaurios, pero de alguna manera los cuatro conjuntos de hombros han sobrevivido a tantos siglos.

La nueva especie de dinosaurios ha sido bautizada como
Fostoria dhimbangunmal en honor a Foster y una traducción al idioma aborigen local de sheepyard, un nombre popular para el lugar donde se encontraron. Se han encontrado una gran cantidad de huesos de F. dhimbangunmal,todos cubiertos de ópalo, un número sin precedentes en Australia.

 

"Inicialmente asumimos que era un solo esqueleto, pero cuando comencé a observar algunos de los huesos, me di cuenta de que teníamos cuatro escápulas (omóplatos) de animales de diferentes tamaños", comentó Phil Bell, investigador principal de la Universidad de Nueva Inglaterra en Australia, en un comunicado.

 

Fostoria era un dinosaurio iguanodontiano que se alimentaba de plantas y que, según la universidad australiana, estaba estrechamente relacionado con la especie Muttaburrasaurus más conocida en el centro de Queensland durante 1980.

 

Los restos descubiertos por Robert Foster en la década de 1980 incluyen partes de cuatro esqueletos: pequeños dinosaurios juveniles y criaturas más grandes, que podrían haber tenido unos 5 metros de largo. Al no ser dinosaurios con buen blindaje, es probable que usaran las manadas como defensa contra los depredadores.


Lightning Ridge es el único lugar en el mundo donde los huesos de dinosaurios se convierten normalmente en ópalo. El ópalo precioso emite un arco iris de colores; en el caso de la mandíbula, emite una luz verde y azul brillante. Sin embargo, muchos de los restos se encuentran a menudo en la minería, porque se asientan en estratos rocosos que se encuentran a 30 metros bajo tierra.

 

"El proceso de minería rompe los fósiles en fragmentos pero, por otro lado, nunca podríamos ver incluso esos fragmentos si no fuera por la minería", dijo Bell.

El año pasado, se identificó otra nueva especie de dinosaurio en Lightning Ridge, pero se tuvo que describir a partir de una sola mandíbula.

Los fósiles de Lightning Ridge a menudo llegan a los museos en malas condiciones, ya que incluso si los huesos sobrevivieron a los 100 millones de años desde que fueron depositados intactos, suelen romperse en el proceso por estar inmersos en minas de ópalo.

 

Referencia: Fostoria dhimbangunmal, gen. et sp. nov., a new iguanodontian (Dinosauria, Ornithopoda) from the mid-Cretaceous of Lightning Ridge, New South Wales, Australia Phil R. Bell, Tom Brougham, Matthew C. Herne , Timothy Frauenfelder & Elizabeth T. Smith. Article: e1564757 | Received 15 May 2018, Accepted 26 Sep 2018, Published online: 03 Jun 2019 DOI: https://doi.org/10.1080/02724634.2019.1564757

 

Crédito imagen: James Kuether (ilustración).

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo