Descubren tres nuevos planetas que podrían albergar vida

Este sistema solar que se encuentra a 73 años luz de distancia, dará pistas sobre la formación planetaria.

tres-nuevos-planetas
iStock

El satélite de inspección de exoplanetas en tránsito de la NASA, más conocido como TESS, ha descubierto tres nuevos mundos que se encuentran entre los exoplanetas más pequeños y cercanos conocidos hasta la fecha. Los planetas en cuestión orbitan una estrella a solo 73 años luz de distancia de la Tierra e incluyen un planeta rocoso de un tamaño ligeramente superior al de la Tierra y dos mini-Neptunos gaseosos, planetas de aproximadamente la mitad del tamaño de nuestro propio gigante helado.

 

Es posible que hayamos descubierto miles de exoplanetas, pero pocos tienen a los astrónomos tan entusiasmados como este sistema recién descubierto.

 

También te puede interesar:

¿Por qué es tan interesante?



Porque no solo podría revelarnos nuevos detalles sobre la formación de planetas, sino que podría llevarnos al descubrimiento de un mundo habitable.

Los tres exoplanetas orbitan alrededor de una enana roja inusualmente tranquila y parecen estar vinculados en una cadena de resonancia, interactuando gravitacionalmente para producir un patrón en sus períodos orbitales.

La estrella ha sido bautizada como
TOI-270, y sus planetas TOI-270b (el planeta rocoso), TOI-270c y TOI-270d (los gaseosos).

"TOI-270
es un verdadero Disneyland para la ciencia de los exoplanetas, y uno de los principales sistemas que TESS se propuso descubrir", ha comentado el astrofísico Maximilian Günther del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT en la revista Nature Astronomy que publica el estudio. "Realmente puedes hacer todas las cosas que quieres hacer en la ciencia de los exoplanetas, con este sistema".

 

planetas-tess
NASA's Goddard Space Flight Center/Scott Wiessinger

Es bastante probable que ninguno de ellos sea habitable; no nos engañemos. Es harto complicado. TOI-270b, que es un planeta rocoso de aproximadamente 1,25 veces el tamaño de la Tierra, es el más cercano a la estrella, y gira en una órbita completa una vez cada 3,4 días. Aunque la estrella es mucho más fría que el Sol, y tiene solo el 40% de su tamaño, aún está demasiado cerca para sostener agua líquida en la superficie, una de las métricas principales para determinar la habitabilidad.

De los dos sub-Neptunos, uno es 2,42 veces el tamaño de la Tierra; el otro, 2,13 veces.
El más grande tiene una órbita de 5,7 días, lo que lo sitúa demasiado cerca de la estrella para la habitabilidad.

El sub-Neptuno más pequeño tiene una órbita de 11,4 días, lo que significa que su atmósfera exterior podría ser habitable en cuanto a temperatura; pero es probable que tenga una atmósfera muy espesa que cree un efecto invernadero, dejando la superficie demasiado caliente para sobrevivir.

 

Las fascinantes rarezas del sistema



Respecto a la estrella, a su sol: La mayoría de las enanas rojas son turbulentas y con frecuentes llamaradas solares, pero
TOI-270 es una estrella más vieja. Y dado que está cerca, también es brillante. Además, debido a que sus planetas pasan entre nosotros y la estrella cuando orbitan, podemos aprender muchas cosas sobre sus atmósferas al estudiar los cambios en la luz de la estrella.

Esto podría ayudarnos a aprender más sobre cómo se forman los diferentes planetas, y por qué algunos son rocosos y pequeños, y otros son enormes y gaseosos. No podemos hacer esto en base a los planetas de nuestro propio sistema solar, porque no contamos con mini Neptunos, conocidos como el "eslabón perdido" entre los planetas rocosos y los gigantes gaseosos.

"Hemos encontrado muy pocos planetas como este en la zona habitable, y muchos menos alrededor de una estrella tranquila, así que esto es raro", aclaró el astrofísico planetario Stephen Kane, de la Universidad de California Riverside (EE. UU.).

 

¿Y las lunas?



Según los expertos, aunque es poco probable que TOI-270d sea habitable, p
odría contar con exolunas, por lo que no cabe duda de que es un sistema tremendamente emocionante para futuras oportunidades de investigación.

"Hay muchas pequeñas piezas del rompecabezas que podemos resolver con este sistema", expuso Günther. "
Es un laboratorio excepcional, no por una sola, sino por muchas razones: realmente cumple todos los requisitos".

 

Referencia: A super-Earth and two sub-Neptunes transiting the nearby and quiet M dwarf TOI-270, Nature Astronomy (2019). DOI: 10.1038/s41550-019-0845-5

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo