Descubren el material más antiguo de la Tierra (y es más viejo que el sistema solar)

Se trata de polvo de estrellas hallado en un meteorito y tiene 7.000 millones de años de antigüedad.

iStock

El material sólido más antiguo de la Tierra acaba de ser identificado, y lo asombroso es que es anterior a nuestro sistema solar por al menos unos cientos de millones de años. Según los científicos, que acaban de publicar su trabajo en la revista PNAS, los diminutos granos de polvo microscópico fueron forjados en una estrella distante en algún lugar entre 5-7 mil millones de años. Por ponernos en perspectiva, nuestro Sol tiene solo 4.600 millones de años.

Este antiguo polvo de estrellas, o granos presolares, estaba escondido en un meteorito masivo y rocoso que golpeó nuestro planeta hace medio siglo con un asteroide que produjo el meteorito Murchison, una enorme roca de condrita C2 de 100 kilogramos que cayó el 28 de septiembre de 1969, cerca de Murchison, Victoria (Australia).

 


Polvo de estrellas anterior a nuestro Sol

Tras analizar docenas de granos presolares de carburo de silicio del meteorito Murchison han descubierto el material más antiguo conocido en la Tierra. Este polvo de estrellas, originado por las partículas arrojadas al espacio cuando las estrellas mueren, cobró vida mucho antes de que naciera nuestro sistema solar.

"Son muestras sólidas de estrellas, polvo de estrellas", dijo Philipp Heck, curador del Field Museum de Chicago y autor principal del estudio. "Son los materiales sólidos más antiguos que se hayan encontrado, y nos cuentan cómo se formaron las estrellas en nuestra galaxia".


Sin embargo, este descubrimiento es importante, porque los granos presolares son muy raros; se encuentran apenas el 5% de los meteoritos que han caído a la Tierra. Son poco comunes y difíciles de identificar porque los fragmentos de material son realmente pequeños y están profundamente incrustados en la roca.


Aunque en el universo abunda el polvo de estrellas, nunca se habían encontrado granos presolares en las rocas de la Tierra. Esto se debe a que la tectónica de placas, el volcanismo y otros procesos planetarios calentaron y transformaron todo el polvo presolar que se pudo haber acumulado durante la formación de nuestro planeta, aclaró Heck.

La mayoría de los granos presolares suelen medir aproximadamente 1 micrón de longitud, o son incluso más pequeños, pero los granos analizados por los científicos de este estudio eran mucho más grandes, con una longitud de 2 a 30 micras. "Los llamamos 'cantos rodados'", dijo Heck. "Podemos verlos con un microscopio óptico".

 

También te puede interesar:

Aplastando el meteorito

"Una vez que todas las piezas están segregadas, se convierte en una especie de pasta y tiene una característica picante: huele a mantequilla de cacahuete podrida", comenta Jennika Greer de la Universidad de Chicago. Esta pasta blanquecina se disolvió en ácido, dejando solo el polvo de estrellas.

"Es como quemar el pajar para encontrar la aguja", comentó Heck.

Para determinar la antigüedad de los granos, los investigadores midieron cuánto tiempo estuvieron expuestos a los rayos cósmicos en el espacio. Estos rayos son partículas de alta energía que viajan a través de nuestra galaxia y penetran en la materia sólida. Algunos de estos rayos interactúan con la materia que encuentran y forman nuevos elementos. A mayor tiempo de exposición, más elementos se forman. Los investigadores utilizaron una forma particular (isótopo) del elemento neón - Ne-21 - para fechar los granos.

Medir cuántos de los nuevos elementos están presentes les dice a los científicos cuánto tiempo estuvo expuesto el grano a los rayos cósmicos. Lo que a su vez nos revela la edad que tiene.


"Nuestra hipótesis es que la mayoría de esos granos, que tienen entre 4,9 y 4,6 mil millones de años, se formaron en un episodio de formación estelar mejorada", dijo Heck. "Hubo un tiempo antes del inicio del sistema solar en el que se formaron más estrellas de lo normal".


Este período de formación estelar habría sido hace unos 7.000 millones de años, según los hallazgos del equipo. "Algunos piensan que la tasa de formación estelar de la galaxia es constante, pero gracias a estos granos, ahora tenemos evidencia directa de un período de formación estelar mejorada en nuestra galaxia hace 7.000 millones de años con muestras de meteoritos. Este es uno de los hallazgos clave de nuestro estudio", concluyó Heck.

Referencia: Philipp R. Heck, Jennika Greer, Levke Kööp, Reto Trappitsch, Frank Gyngard, Henner Busemann, Colin Maden, Janaína N. Ávila, Andrew M. Davis, Rainer Wieler. Lifetimes of interstellar dust from cosmic ray exposure ages of presolar silicon carbide. Proceedings of the National Academy of Sciences, Jan. 13, 2020; DOI: 10.1073/pnas.1904573117

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo