Descubierto uno de los acontecimientos más violentos de la Vía Láctea

Una imagen obtenida con el telescopio VLT evidencia un intenso estallido de estrellas que provocó 100.000 explosiones de supernovas hace 1.000 millones de años.

ESO/NOGUERAS-LARA ET AL.

Un grupo de astrónomos, entre los que se encuentran científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía en Granada, acaba de descubrir nuevos detalles sobre la historia del nacimiento de las estrellas que forman parte de la Vía Láctea. Las imágenes de la parte central de la Vía Láctea que se han obtenido del telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, evidencian que en su seno se produjo un intenso estallido estelar que provocó unas 100.000 explosiones de supernovas.

Los investigadores han descubierto que cerca del 80% de las estrellas que se encuentran en la zona central de la Vía Láctea se formaron en los primeros años de la galaxia, hace entre ocho y 13.500 millones de años. A este período le siguieron unos 6.000 millones de años en los que nacieron muy pocas estrellas y que se vieron interrumpidos por un intenso estallido estelar que sucedió hace unos 1.000 millones de años durante un lapso de tiempo de menos de 100 millones de años. Las estrellas que se formaron en esta región central tenían una masa combinada posiblemente tan alta como unas pocas decenas de millones de soles. Este descubrimiento echa por tierra lo que se había aceptado hasta ahora, que defendía que la formación de estrellas había sido continua.

"Este estallido de actividad, que debe haber dado lugar a la explosión de más de cien mil supernovas, fue probablemente uno de los acontecimientos más enérgicos de toda la historia de la Vía Láctea", señaló el astrofísico Francisco Nogueras-Lara, primer autor del estudio y adscrito al Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg (Alemania). Cuando se produce un estallido, se forman muchas estrellas masivas. Estas estrellas tienen una vida más corta que las estrellas de menor masa, llegan al final de su vida mucho más rápido y mueren dando lugar a violentas explosiones de supernovas.

"Las condiciones en la región estudiada durante este estallido de actividad deben haberse asemejado a las de las galaxias 'estallido estelar', que forman estrellas a tasas de más de 100 masas solares por año", añade Nogueras-Lara. Hoy en día en la Vía Láctea se forman estrellas a un ritmo de una o dos masas solares por año.

La investigación, publicada en Nature Astronomy, está financiada por el Consejo Europeo de Investigación y ha sido posible gracias al instrumento HAWK-I del telescopio VLT de ESO en el desierto de Atacama (Chile). Esta cámara es sensible a los infrarrojos y puede ver a través de las nubes de polvo. Con ella se ha obtenido una imagen muy detallada de la parte central de la Vía Láctea que ha permitido el descubrimiento. La imagen muestra la región de estrellas, gas y polvo más densa de la galaxia, además de un agujero negro supermasivo, con una resolución angular de 0,2 segundos de arco. Esto sería comparable a ver un balón de fútbol en Zúrich desde Múnich.

En el estudio se han analizado más de tres millones de estrellas, cubriendo un área correspondiente a más de 60.000 años-luz cuadrados a la distancia del centro galáctico (un año-luz es aproximadamente 9,5 billones de kilómetros).

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable.

Continúa leyendo