5 acciones humanas que están cambiando el mundo para mal

El cambio global es un evento antropogénico que afecta a todos los niveles: climático, biológico, ecológico e incluso económico y sociopolítico. Descubre los cinco motores del cambio global.

Con frecuencia se confunden los conceptos “cambio climático” y “cambio global”. Es, en parte, lógico, ya que el cambio climático afecta a todo el planeta. Pero cuando hablamos de cambio global hablamos de un suceso que ocurre a muchos niveles: climático, biológico, ecológico, biogeoquímico, y que tiene consecuencias tanto sobre el medio natural como a nivel económico y sociopolítico.

Ese cambio global es antropogénico, y sus causas se interrelacionan unas con otras. Hoy vamos a explorar los cinco motores principales de cambio global de los que el ser humano es responsable.

Fragmentación de los hábitats
La fragmentación de los hábitats es una de las causas del cambio global

5. Cambios de uso del suelo

Más de la mitad de la superficie de tierra firme está afectada por la mano humana, de un modo u otro. Es evidente que cambiar la estructura de los ecosistemas es, en sí mismo, un motor de cambio global.

Ya sea en forma de terreno urbanizado, pastizales, explotaciones forestales, minería y sobre todo, suelo agrícola, que ya ocupa un tercio de la superficie total. Todo ello causa, entre muchas otras cosas, la fragmentación de los bosques. En las regiones tropicales únicamente el 20 % de los bosques llega a ocupar más de 500 km². Un valor que en los últimos 10 años ha caído más de un 7 %.

Los cambios de uso del suelo generan su degradación, alterando sus propiedades físicas, químicas y biológicas. También se cambia la forma en la que el suelo se erosiona, facilita la desertificación, modifica los ciclos químicos y, en última instancia, pone en contacto a las poblaciones humanas con animales salvajes, lo que puede causar la desaparición de especies y la aparición de nuevas enfermedades.

sobreexplotación de recursos
La sobreexplotación de recursos como el agua puede tener gravísimas consecuencias

4. Sobreexplotación de recursos

La explotación de recursos naturales se relaciona íntimamente con el cambio de usos del suelo.. Pero hablemos de un recurso esencial cuya sobreexplotación es, quizás, la que más contribuye al cambio global: el agua.

Durante el siglo XX, se estima que el consumo de agua anual pasó de unos 600 km³ a unos 4000 km³. Un crecimiento superior al demográfico. De nuevo, las causas principales son el uso agrícola y el uso industrial —69 % y 19 % respectivamente—, mientras que el consumo humano apenas ocupa un 12 %.

Junto a la fragmentación de los hábitats, el agotamiento del agua favorece la erosión y desertificación; la pérdida de humedales afecta directamente a la biodiversidad y puede retroalimentar el cambio climático. Pero además, al reducirse el agua potable disponible y su calidad, la seguridad alimentaria se ve amenazada y puede dar lugar a conflictos entre pueblos.

microplásticos
Los microplásticos se han destacado como uno de los mayores problemas de contaminación de este siglo

3. Contaminación

Todas las formas de contaminación contribuyen al cambio global. La contaminación atmosférica contribuye al cambio climático, mientras que la polución en el agua se retroalimenta con la sobreexplotación del agua. Los residuos sólidos, como las redes de pesca abandonadas o los sedales, pueden llegar a causar la amputación de miembros de los animales e incluso el varamiento de cetáceos.

Pero uno de los contaminantes de mayor relevancia en las últimas décadas es la de los  plásticos. Cada año, se vierten millones de toneladas de plástico desde los ríos a los océanos. La descarga de los ríos asiáticos representa dos tercios del total.

Los residuos plásticos son muy difíciles de eliminar, y ya han afectado al 44 % de las especies de aves marinas y al 43 % de mamíferos marinos. En cuanto a las partículas de microplásticos, se estima que hasta un 25 % del pescado que consumimos está contaminado.

especies invasoras
Las especies invasoras son, hoy, la principal causa de la pérdida de biodiversidad

2. Especies exóticas invasoras

Actualmente, la introducción de especies exóticas en nuevos ecosistemas está considerada como la mayor causa de pérdida de la biodiversidad, así como el segundo motor de cambio global en importancia, solo después del cambio climático.

Las especies exóticas invasoras se han multiplicado por dos en el último medio siglo, y suponen una serie de impactos tanto medioambientales como socioeconómicos. Desplazan a las especies nativas, ya sea por competencia, por depredación, por transmisión de enfermedades o incluso por hibridación, y en ocasiones las llevan hasta su extinción. Algunas son capaces de alterar la estructura de los hábitats y modificarlos ciclos de nutrientes.

Desde el punto de vista social y económico, pueden generar graves impactos sobre la agricultura, las explotaciones forestales, la ganadería y las infraestructuras, afectando de forma seria a la economía. Y pueden ser vectores de enfermedades transmisibles al ser humano, poniendo en riesgo la salud pública.

cambio climático
El cambio climático antropogénico es la principal causa de cambio global.

1. Cambio climático

El cambio climático, está considerado el principal motor de cambio global. Las causas son claras: la emisión de gases de efecto invernadero, sobre todo producidos por la quema de combustibles fósiles y, secundariamente, por la industria y la ganadería. Entre sus efectos, la subida del nivel del mar, la acidificación del océano, el desplazamiento o desaparición de ecosistemas enteros, la pérdida de productividad agrícola… y un potencial colapso de la biodiversidad que, si llega a suceder, podría suponer la sexta gran extinción en masa de la historia del planeta.

Como hemos dicho, el cambio global es un suceso de escala planetaria, que está provocado por numerosos motores.

Estas cinco causas principales, que se relacionan entre sí y se retroalimentan, son todas causadas por la actividad humana, y tienen graves impactos sobre nosotros mismos, fomentando problemas geopolíticos y aumentando las
desigualdades sociales. Algunas podemos mitigarlas, otras podemos evitar que se repitan, y en algunos casos, hará falta mucho esfuerzo para encontrar maneras de sortear sus efectos. Todos podemos aportar nuestro granito de arena, pero la responsabilidad última se encuentra en las grandes superpotencias y las industrias que, de un modo u otro, siguen fomentando estas actividades.

 

REFERENCIAS:

Balvanera, Patricia, Pfaff, Alexander, et al. 2019. Status and Trends –Drivers of Change. En Global assessment report on biodiversity and ecosystem services of the Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services (Brondízio, E. S., Settele, J., Díaz, S., Ngo, H. T.). IPBES secretariat. DOI: 10.5281/ZENODO.5517423

 

Vary (Álvaro Bayón)

Vary (Álvaro Bayón)

Soy doctor en biología, especializado en especies invasoras. Intento divulgar sobre ciencia y naturaleza mientras lucho férreamente contra las pseudociencias y el pensamiento mágico. Cuando me queda tiempo, cazo pokémon y hago artesanía. Además, soy (un poco) adicto al twitter.

Continúa leyendo