Muy Interesante

Las bacterias de tu piel pueden incriminarte

El rastro de microbios que dejamos a nuestro paso podría funcionar prácticamente como una huella dactilar capaz de desvelar nuestra identidad, según un estudio llevado a cabo por científicos estadounidenses. La técnica, dada a conocer en la revista PNAS, abre la puerta al desarrollo de una nueva técnica de identificación forense.


Con las manos (y los microbios) en la masa

Fierer y su equipo recogieron muestras de ADN bacteriano de las teclas de tres ordenadores personales y las relacionaron con las bacterias de las manos de sus propietarios, para luego compararlas con muestras tomadas de otros teclados que jamás habían sido utilizados por esos sujetos. La similitud fue mucho mayor entre las bacterias de los individuos y las de sus propios ordenadores. La prueba también funcionó transcurridas 12 horas desde que los ordenadores fueron utilizados por última vez. Por otra parte, cuando los científicos tomaron muestras de la piel de dos individuos y congelaron una de ellas a -20ºC y dejaron la otra a temperatura ambiente durante dos semanas, comprobaron que las colonias de bacterias no sufrían cambios en ninguno de los casos.
Esta técnica también puede ser valiosa para la medicina legal cuando es difícil obtener ADN humano al no existir rastros de sangre, tejido, semen o saliva en un objeto, según Fierer. "Debido a la abundancia de células bacterianas en la superficie de la piel podría ser más fácil recoger ADN bacteriano que ADN humano de las superficies tocadas", señaló.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking