Muy Interesante

¿Cómo se analizan realmente los alimentos bajo el microscopio?

Una de las principales razones por las que el análisis de alimentos bajo el microscopio es importante es porque permite identificar la posible contaminación por microorganismos dañinos.

Hay muchas paradas a lo largo de la línea entre la granja y nuestro tenedor; en ese camino, es posible que ingredientes extraños lleguen a un producto alimenticio. Aquí es donde entran en juego los microscopios. Si bien la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos) obliga a los fabricantes a etiquetar sus productos consumibles con una lista de ingredientes desde 1993, los científicos de alimentos tienen un amplio espectro de responsabilidades relativas tanto al consumidor como a los productores.
Las regulaciones de la EPA y la FDA están vigentes para ayudar a garantizar que los consumidores tengan acceso a productos alimenticios saludables y sostenibles, pero desafortunadamente, a veces surgen problemas que pueden poner en riesgo a los humanos.

Nuestra vida es más segura gracias a los analistas de alimentos

La mayoría de los alimentos son de origen biológico, pero las técnicas de procesamiento cambian su apariencia casi hasta el punto de volverse irreconocibles. Por ejemplo, pensemos en el pan y en los cereales o en el queso y la leche. Estos cambios se pueden observar usando varias técnicas de microscopía para determinar las composiciones químicas de los productos. Algunas aplicaciones pueden requerir una simple inspección visual, mientras que otras pueden implicar microscopía electrónica de transmisión (TEM) y microscopía electrónica de barrido (SEM) complicadas.
La verdad bajo el microscopio

La verdad bajo el microscopioiStock

El procedimiento real

El análisis de alimentos bajo el microscopio implica el examen de muestras de alimentos usando un microscopio para identificar y cuantificar varios microorganismos, nutrientes y otros componentes presentes en la muestra, lo que puede incluir la identificación de bacterias, levaduras y mohos, así como la medición de los niveles de vitaminas y minerales.
Para preparar una muestra para el análisis de un tipo de alimento, primero se homogeneiza o muele una pequeña cantidad del producto en cuestión para crear una suspensión uniforme. Luego, esta suspensión se coloca en un portaobjetos de microscopio y se coloca un cubreobjetos encima. Posteriormente, el portaobjetos es examinado bajo un microscopio para identificar cualquier microorganismo presente.
Cuando se pone un alimento bajo el microscopio, además de identificar microorganismos, el análisis también se puede utilizar para medir los niveles de varios nutrientes en la muestra en cuestión; es decir, se pueden medir, por ejemplo, los niveles de vitaminas y minerales, como la vitamina C y el hierro, así como los niveles de proteínas y carbohidratos. Esto es importante para mantener el valor nutricional general del alimento y garantizar que satisfaga las necesidades dietéticas de los consumidores.

¿Por qué es importante realizar este tipo de análisis?

Examinar alimentos bajo el microscopio es una herramienta importante para garantizar la seguridad y la calidad de los productos alimenticios. Permite a los científicos la identificación de posibles contaminaciones por microorganismos nocivos. Esto incluye bacterias, levaduras y mohos que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos si se consumen en cantidades suficientemente grandes. Al identificar estos microorganismos en una muestra de alimentos, es posible prevenir su propagación y garantizar que los alimentos sean seguros para el consumo.
También permite la detección de adulteración de alimentos, esto es, la práctica de añadir o sustituir ingredientes en un producto alimenticio sin el etiquetado adecuado, ya sea para introducir ingredientes más baratos a un producto o sustituir un ingrediente por otro para aumentar los márgenes de ganancia.
La microestructura de los alimentos influye decisivamente en el comportamiento, sabor y consistencia de los alimentos. Por ello, el análisis de alimentos bajo el microscopio, permite no solo la identificación de posibles contaminaciones por microorganismos nocivos sino que también ayuda a garantizar que los alimentos contengan los niveles adecuados de nutrientes y estén libres de alteraciones fraudulentas.

Referencias:

Clelia, A. (2017). Food Spoilage and Food Safety: Is There a Link? In The Microbiological Quality of Food (pp. 283-300). Woodhead Publishing. https://doi.org/10.1016/B978-0-08-100502-6.00015-7
Zhao, L., Kristi, N., & Ye, Z. (2021). Atomic force microscopy in food preservation research: New insights to overcome spoilage issues. Food Research International, 140, 110043. https://doi.org/10.1016/j.foodres.2020.110043
Paiva, C. L. (2013). Quality Management: Important Aspects for the Food Industry. In (Ed.), Food Industry. IntechOpen. https://www.intechopen.com/chapters/41652
Miloslav Kaláb, Paula Allan-Wojtas, S.Shea Miller, Microscopy and other imaging techniques in food structure analysis, Trends in Food Science & Technology, Volume 6, Issue 6, 1995,
Pages 177-186, ISSN 0924-2244, DOI: https://doi.org/10.1016/S0924-2244(00)89052-4.
Alma (2019) Microscopy tools for product innovation. Food science and technology, 33(4), pp.51-55. https://ifst.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/fsat.3304_14.x

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking