Muy Interesante

Los cometas más famosos de la historia

Los cometas son objetos celestes fascinantes y muchos son responsables de las lluvias de meteoritos más famosas de la Tierra.

Los grandes cometas son fijos a lo largo de la historia astronómica. Aparecen inesperadamente y pueden cambiar nuestra forma de ver el cielo. El más famoso de todos, se ha observado, al menos, desde el año 240 a.C. ¿Sabes de cuál hablamos?

Cometa Halley

Halley es, probablemente, el cometa más famoso de la historia. Regresando a nuestro vecindario cósmico aproximadamente cada 75 años. La última vez que pasó cerca de la Tierra como para que fuese visible fue en 1986, momento en que fue recibido en el espacio por una flota internacional de naves espaciales. La próxima ocasión no se dará hasta 2062, aunque cada año contamos con una lluvia de meteoros conocida como las eta acuáridas.
Fue el astrónomo británico Edmund Halley la primera persona en calcular la órbita de un cometa y descubrir la periodicidad de estos cuerpos celestes, de ahí que el cometa objeto de sus estudios, fuese bautizado en su honor. Halley examinó los informes de un cometa que se aproximaba a la Tierra en 1531, 1607 y 1682, concluyendo que se trataba del mismo. Predijo que regresaría en 1758 usando las leyes de movimiento de Newton. Sus predicciones fueron correctas, pero desafortunadamente murió dieciséis años antes de que reapareciera el cometa.
El cometa Halley, que tiene 8 kilómetros de ancho y 16 km de largo, viaja alrededor del Sol cada 75 a 76 años en una órbita alargada. Pocas personas han visto el cometa Halley dos veces en su vida; sin embargo, es posible. Cuando nos vuelva a visitar, en menos de cuatro décadas, se prevé que brille con una magnitud de -0,3, 12 veces más brillante que su pico en 1986.
Cometa, ese objeto de polvo, rocas y partículas de hielo que orbita alrededor del Sol

Cometa, ese objeto de polvo, rocas y partículas de hielo que orbita alrededor del SoliStock

Cometa Hale Bopp

Descubierto por el astrónomo estadounidense Alan Hale, y un astrónomo aficionado, Thomas Bopp, el cometa Hale-Bopp, también conocido como el Gran Cometa de 1997, fue uno de los cometas más espectaculares jamás observados en los años 90. Alcanzó una magnitud de 1,8 y fue visible durante 18 meses debido a su enorme núcleo, el doble del tamaño del Gran Cometa de 1811. Este cometa gigante tiene entre 40 y 80 km de diámetro y es un cometa de periodo largo. Fue visible a simple vista desde finales de mayo de 1996 a septiembre de 1997.
Hay un evento trágico asociado a esta observación, ya que la famosa pareja formada por Eugene Merle Shoemaker y Carolyn Jean Spellmann Shoemaker, que observó el cometa Shoemaker Levy-9 en 1993, quedó tan cautivada por el brillo de este cometa que sufrieron un accidente automovilístico mientras lo observaban en la carretera. De la misma forma, cuarenta personas de la secta "Heaven's Gate" (dirigida por Marshall Applewhite, un ex profesor de música que defendía la abstinencia sexual y que había sido castrado), se suicidaron cuando se acercó el cometa a nuestro planeta. Fue uno de los cometas más vistos de la historia.
El cometa Hale-Bopp lleva el nombre de dos astrónomos; Alan Hale y Thomas Bopp que descubrieron el cometa el 23 de Julio de 1995. Da una órbita elíptica alrededor del Sol cada 2.464 años.

Cometa Shoemaker-Levy

Descubierto por primera vez en 1993 por los astrónomos David Levy y Eugene y Carolyn Shoemaker, este cometa fue destruido en una colisión con Júpiter en 1994. En 1992, el cometa se partió en 21 fragmentos y chocó con Júpiter en julio de 1994. Este evento proporcionó la primera observación directa de una colisión extraterrestre entre objetos del sistema solar. Incluso se han hecho películas sobre este cometa, como 'Deep Impact' o 'Armageddon'. El espectáculo cósmico fue observado por telescopios en toda la Tierra, en órbita y a bordo de la sonda espacial Galileo. 
El impacto, a una velocidad de unos 60 kilómetros por segundo, produjo una explosión y una bola de fuego equivalente a 6 millones de megatoneladas de TNT. Su impacto fue tan colosal que durante varios meses logró ser hasta más visible que la propia y característica Gran Mancha de Júpiter. De hecho, los efectos de Shoemaker Levy-9 todavía son visibles a día de hoy en el planeta joviano.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking