Muy Interesante

Padre hay más que uno

En muchas culturas amazónicas no sólo era habitual tener múltiples parejas sexuales, sino que además los indígenas consideraban que, cuando la mujer quedaba embarazada, cada hombre con el que había mantenido relaciones era considerado padre biológico parcial de su hijo.

En las sociedades modernas, las relaciones extramatrimoniales resultan inaceptables. Sin embargo, en muchas culturas amazónicas no sólo era habitual para una mujer tener múltiples parejas sexuales, sino que además los indígenas consideraban que, cuando la mujer quedaba embarazada, cada hombre con el que había mantenido relaciones era padre biológico parcial de su hijo, según revela un estudio que ha publicado la revista PNAS.

Este modelo de paternidad múltiple tenía varias ventajas, ya que diferentes hombres participaban en la manutención del hijo, reduciendo el riesgo de mortalidad infantil. Además, como las guerras eran tan comunes en las antiguas sociedades amazónicas, si la madre quedaba viuda siempre habría otras figuras paternas para el niño. Paralelamente, para los hombres, compartir una mujer era una forma de crear o reforzar alianzas entre ellos.

"Esta costumbre empezó hace unos cinco mil años y se mantuvo en la mayoría de las sociedades de la región hasta hace un par de generaciones; probablemente aún se mantenga en 20 ó 30 comunidades que apenas tienen contacto con el exterior? ha explicado Robert Walker, investigador de la Universidad de Missouri (EE UU) y coautor del estudio.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking