Muy Interesante

Espectacular vista de la nebulosa de Orión

Al ser una de las nebulosas más brillantes que existen, también es una de las nebulosas más fotografiadas.

Se encuentra a unos 1.344 años luz de distancia de la Tierra. Es tan resplandeciente que puede contemplarse a simple vista como un parche borroso que rodea a la estrella Theta Orionis (en el Cúmulo del Trapecio) en la Espada del Cazador, debajo del cinturón de Orión.
La nebulosa de Orión es especial porque es un laboratorio cósmico perfecto para estudiar estrellas jóvenes y estrellas en formación, pues nos aporta una idea muy plausible de lo que podría haber sucedido cuando nació nuestro Sol hace 4.600 millones de años.


Un objetivo muy popular

También conocida como NGC 1976, Messier 42 (M42), LBN 974 o Sharpless 281, se trata de una nebulosa difusa descubierta el astrónomo y físico neerlandés Christiaan Huygens allá por el 26 de noviembre de 1610, solo un año después del primer uso del telescopio por parte de Galileo Galilei.
Esta nebulosa se extiende unos 24 años luz y tiene la apariencia de un cazador que levanta un garrote y un escudo hacia un objetivo invisible.
NASA / ESA / JPL-Caltech

nebulosa-orion-esaNASA / ESA / JPL-Caltech

“Tres estrellas en una línea juntas se conocen como el cinturón de Orión; la región que se muestra en la imagen se alinea con otra serie de estrellas perpendiculares al cinturón, conocida como la espada de Orión. Si pudieras verlo en el cielo, la región parecería del tamaño de la Luna llena”, explican los astrónomos de la NASA.
Observadas en luz infrarroja, las vistas fueron proporcionadas por el Telescopio Espacial Spitzer retirado de la NASA y el Explorador de Sondeo Infrarrojo de Campo Amplio (WISE) de la agencia, que ahora opera bajo el nombre de NEOWISE.


¿Qué es el polvo que podemos ver alrededor del borde de las dos regiones cavernosas de la nebulosa?

Este polvo que parece verde es un poco más frío. “El rojo indica polvo frío que alcanza temperaturas de aproximadamente menos 260 grados Celsius. La luz roja y verde muestra datos del Telescopio Espacial Herschel de la ESA, un observatorio que capturó longitudes de onda de luz en los rangos de microondas e infrarrojo lejano, donde se irradia el polvo frío. El polvo frío aparece principalmente en las afueras de la nube de polvo, lejos de las regiones donde se forman las estrellas”, aclaran los investigadores.
Referencia: NASA / ESA / JPL-Caltech.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking