Muy Interesante

Las mayores aportaciones de Margarita Salas a la ciencia

Margarita Salas falleció el mismo día del nacimiento de Marie Curie, el 7 de noviembre.

Margarita Salas es, sin duda, una de las científicas más relevantes del siglo XX, y uno de los referentes femeninos más señalados.
Ha dado la casualidad de que el 7 de noviembre de 2019, (el mismo día del nacimiento de Marie Curie), Margarita Salas fallecía a los 80 años de edad al no haber sobrevivido a una operación, realizada para tratarle un problema digestivo. Con su marcha, se produce una pérdida irreparable para la ciencia a nivel nacional e internacional.
Margarita Salas dedicó toda su vida a la investigación. Nació en 30 de Noviembre de 1938 en Canero, Asturias. Su vocación científica probablemente estuvo influida por su padre, que era médico. A los 16 años se decidió a ingersar en la facultad de Químicas, y se trasladó a Madrid. Allí conoció al premio Nobel de Medicina Severo Ochoa, célebre científico que constituyó la principal inspiración para su carrera, y que la influyó hacia la bioquímica.
Fue una estudiante brillante. Se licenció en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid en 1960 con la calificación de Sobresaliente. Tres años más tarde, obtuvo el doctorado en Ciencias por la Universidad Complutense de Madrid con la calificación de Sobresaliente Cum Laude.
En 1964 viajó a Nueva York, en cuya universidad realizó su tesis postdoctoral Dirección de lectura del mensaje genético y mecanismos de iniciación de la biosíntesis de proteínas bajo la tutela del propio Ochoa.
Su trabajo predoctoral se tituló: Metabolismo de hidratos de carbono, en el Departamento de Enzimología del Instituto Gregorio Marañón, dirigido por Alberto Sols.
Margarita Salas patentó entre 1967 y 1977 el método del ADN polimerasa phi29, que permite amplificar millones de veces el ADN para poder ser analizado. Esta patente sigue siendo la más rentable que ha presentado el CSIC. Dado que la patente expiró en 2009, el equipo de Salas sigue trabajando en mejoras que ya han sido patentadas y son explotadas por varias empresas, en materias como la forense, la oncología y la arqueología.
Desde 2012, Margarita Salas ejerció como profesora Ad Honorem vinculada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.
El fallecimiento de Margarita Salas conmocionó a la comunidad científica nacional e internacional, y será recordada como una de las mentes más brillantes de la historia de la ciencia en España, y como una de las figuras femeninas más inspiradoras.
Margarita Salas siempre reivindicó la búsqueda y la divulgación del conocimiento. “Lo importante es hacer investigación básica de calidad, y de esta pueden salir resultados aplicables que no son previsibles a primera vista. Y sin embargo salen y pueden ser rentables”. Es decir, sin investigación básica, no hay ciencia.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking