Muy Interesante

Retratos de ADN

En los últimos años, las técnicas de microscopía electrónica, microscopía confocal y otras técnicas de imagen biológica han permitido ver las células vivas con un nivel de detalle alucinante, incluyendo su material genético, el ADN.

El ácido desoxirribonucleico (ADN), aunque no tenga un nombre especialmente atractivo, es el elemento clave para toda la vida existente y la evolución de las especies. Se trata de una molécula que contiene y codifica la información genética específica de cada especie y que, podríamos decir, contiene las instrucciones biológicas que pasan de un sujeto a sus descendientes. En el caso del ser humano, por ejemplo, el genoma humano consta de 3 mil millones de bases organizadas en 23 pares de cromosomas que contienen unos 20.000 genes.
Las dos cadenas que lo forman están compuestas por nucleótidos (una molécula orgánica formada por desoxirribosa, un fosfato y una base nitrogenada) que se unen a través de débiles puentes de hidrógeno y forman una estructura de doble hélice. Salvo en determinadas fases de la división celular en las que las cadenas de ADN se desenrollan, estas estructuras se encuentran dentro del núcleo de las células compactadas en cromosomas o en las mitocondrias.
La primera vez que se tiene constancia de una observación del ADN fue a finales del Siglo XIX, por el bioquímico suizo Frederich Miescher. Pero durante años, los científicos y expertos de todo el mundo debatieron cuál era el papel del ADN, molécula que consideraban demasiado sencilla como para contener la información biológica, y no fue hasta 1953 que se dio a conocer la importancia de esta. James Watson y Francis Crick, basándose en trabajos previos de Rosalind Franklin, descifraron la estructura de doble hélice del ADN a través de la difracción de rayos X.
Desde entonces, el ADN y la investigación genética se han convertido en grandes protagonistas de los avances científicos: desde la secuenciación definitiva del genoma humano hasta proyectos de clonación, la sintetización artificial de proteínas o métodos de edición y corrección genética. Las posibilidades y nuevos horizontes que parecen abrirse resultan apabullantes y cada día se conocen más y más aplicaciones y posibilidades derivadas del estudio del ADN. Pero, como es complicado imaginarse todas esas cadenas microscópicas dentro de nosotros, os ofrecemos una selección de retratos de todo tipo para conocer más de cerca al ADN.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking