Los mejores pufs para descansar, ver películas o jugar a videojuegos

Son asientos cómodos, fáciles de limpiar y apenas ocupan espacio.

Los mejores puffs.
Algunos diseños pueden convertirse en atractivos objetos de decoración.

No hay nada peor que invitar a gente a tu casa y no tener sitio para todos. Incluso esas situaciones en las que vemos películas en familia y tenemos que apretarnos todos en el sofá. Para evitar ese tipo de problemas de espacio, no hay mejor que un puf para tu salón.

Son asientos especialmente cómodos y que apenas ocupan espacio. Por no hablar de que muchos diseños pueden ser elementos decorativos de primer orden. También puedes instalarlos en tu habitación. Si te gustan los videojuegos, te pasarás horas y horas sentado en tu puf, ya que ofrecen una buena acogida para facilitar una postura correcta.

Nuestra recomendación – Puff Happers Gamer

Qué puff comprar.
Puff Happers Gamer. Amazon.

En la sección de Bazar de Muy Interesante nos hemos puesto a investigar. Y llegamos a la conclusión de que el mejor puf es este de Happers. También nos gusta mucho este otro de Icon, ya que su calidad se encuentra muy por encima de su precio. Pero si lo que buscas es una opción económica, este puf de GiantBag te encantará.

Y si ninguno de estos modelos te convence, en esta comparativa de los mejores pufs puedes encontrar muchos más. Lo único que nos importa es que no pierdas tiempo y dinero en la búsqueda de tu modelo ideal.

Los mejores pufs

Los mejores puffs.
Puf Happers Pelota. Amazon.

Puf Happers Pelota

Este puf de Happers fabricado en polipiel será de lo más cómodo. Disponible en tres tamaños distintos, todos serán confortables gracias a su relleno de poliestireno. Y además de ser muy fácil de limpiar, podremos transportarlo cómodamente gracias a su agarradera.

Y si te preocupa que no pegue con la estética de tu salón, puedes estar tranquilo, ya que tendrás este modelo disponible en infinidad de colores.

Qué puf comprar.
Puff Loconfort Gamer X10 Extreme. Amazon.

Puf Loconfort Gamer X10 Extreme

Pero si lo que quieres es un buen asiento para jugar durante horas y horas a los videojuegos, este es tu puf. Un modelo de Loconfort que nos permitirá sentarnos cómodamente y en una postura correcta, por lo que no terminaremos con problemas de espalda.

Fabricado en cuero sintético, además de vistoso, será muy sencillo de limpiar, ya que tan solo tendrás que pasar un paño húmedo. Es ligero, resistente y cuenta con una doble costura de refuerzo.

Los mejores pufs.
Puff Lumaland. Amazon.

Puf Lumaland

Para los más clásicos, traemos este puf de Lumaland. Con un aspecto sobrio, dará un efecto inmejorable a tu salón, ya que podrá mimetizarse a la perfección con tu sofá.

Más allá de eso, el puf es increíblemente cómodo. Gracias a su acogida tan suave, se amoldará a nuestros contornos para permitirnos una postura correcta mientras permanecemos sentados.

Qué puf comprar.
Puff Happers London XL. Amazon.

Puf Happers London XL

Y si estás buscando un diseño más atrevido, tal vez este otro modelo de Happers te agrade. Tiene una funda estampada con motivos londinenses, por lo que será muy colorido.

Además de una suave acogida, este puf será especialmente resistente gracias a su funda de cuero sintético. Y por si fuera poco, tan solo tendremos que pasar un paño húmedo para dejarlo limpio como una patena.

Guía de compra de los mejores pufs

Sabemos que aún no las tienes todas contigo para comprar un puf, pero por eso hemos preparado esta guía de compra. Nuestra intención es darte todos los consejos que puedas reunir para saber en todo momento qué tipo de puf necesitas.

Consejos para comprar el mejor puf

Pero antes de sacar la cartera, te recomendamos que atiendas a sus características más básicas. Al fin y al cabo, serán ellas las que hagan que te decidas por uno u otro modelo:

  • Cubierta exterior: La cubierta exterior de los pufs puede estar fabricada de muchos materiales. Los más habituales son el cuero sintético o el poliéster. Lo importante es que sean tejidos fáciles de lavar a máquina.
  • Relleno: El relleno del puf es algo que no deberías perder de vista, ya que nos hablará de su comodidad. Lo más habitual es que estén rellenos de bolitas de poliestileno, aunque también es posible encontrar modelos rellenos de espuma de poliuretano, por lo que se parecerán más al efecto de sentarse en un colchón.
  • Tamaño: Hay pufs tipo pera y puffs extragrandes. El tamaño de tu modelo deberás valorarlo en función del espacio que tengas en casa, de tu envergadura y de lo que a ti te resulte más cómodo.
  • Forma: Como decimos, los pufs más habituales son los de tipo pera. Pero también existen modelos cuadrados y con otras formas, aunque nosotros te recomendamos los tipo pera.

¿Cuáles son los usos que se le pueden dar a un puf?

Aunque no lo creas, un puf puede tener muchos usos, ya que son mucho más que un cojín grande relleno de espuma:

  • Como asiento: El principal uso de un puf es el de servirnos como asiento. Por eso cada vez más gente tiene el suyo en la sala de estar o en la habitación.
  • Como elemento decorativo: Hay muchos diseños podrían considerarse elementos decorativos de primer orden. Por eso también es importante tener en cuenta la estética de nuestra habitación.
  • Para jugar a videojuegos: Sin duda, el usuario predilecto de este tipo de pufs es el gamer. Al fin y al cabo, es un asiento inmejorable para ponerse a jugar a videojuegos durante horas.
  • Para que jueguen los niños: Tampoco hay que olvidar que a los niños les encantan los pufs. Ya no solo para sentarse, sino para revolcarse sobre ellos y jugar.

¿De qué están hechos los pufs?

Centrándonos en su cubierta exterior, los pufs pueden estar fabricados de distintos materiales. Aquí te hablamos de los más comunes:

  • Imitación de cuero: Uno de los materiales más vistos es el cuero sintético. Es un tejido resistente y fácil de lavar, además de que no es desagradable al tacto.
  • Gamuza sintética: Este material es muy interesante, ya que imita la parte aterciopelada de la piel de los animales. La gran ventaja es que son más económicos.
  • Poliéster: Estos pufs son especialmente resistentes y fáciles de limpiar, por lo que serán ideales para utilizar en exteriores.
  • Algodón: Los pufs fabricados en algodón también serán resistentes, cómodos y hasta coloridos. Lo más normal es que tengan fundas extraíbles muy fáciles de limpiar en la lavadora.
Los mejores pufs.
Se pueden llegar a hacer muchos usos distintos de un puf.

Tipos de pufs

Si has tenido la oportunidad de ojear algún catálogo, seguro que has visto que existen pufs de diferentes formas. Estos son los más importantes:

  • Puf pera: Es el puf que todos tenemos en la cabeza, el que utilizan los gamers para jugar a videojuegos. Son especialmente cómodos, ya que se amoldan a la forma de nuestro cuerpo, especialmente de nuestra espalda, para mantenerla siempre en una postura correcta.
  • Puf gigante: Estos pufs son tan grandes que son verdaderos sustitutivos del sofá. La gran ventaja es que podremos transportarlos cómodamente.

Beneficios de comprar un puf

Y si aún no estás convencido de comprar un puf, aquí te dejamos las grandes ventajas que viene de la mano de estos asientos:

  • Cómodos: Lo primero que hay que reconocer es que los pufs son asientos increíblemente cómodos. De hecho, en ocasiones lo serán más que muchos sofás.
  • Gran acogida: Además, los pufs ofrecen una gran acogida, por lo que no solo serán cómodos, también nos permitirán corregir determinadas malas posturas.
  • Fáciles de transportar: Otra gran ventaja de estos grandes cojines es que son muy fáciles de mover de una habitación a otra, ya que no son demasiado pesados.
  • Limpieza: Tampoco hay que olvidar que los pufs son muy sencillos de limpiar. Dependerá del material de su cobertura, pero todos ellos están pensados para ser lavados con facilidad.

Mantenimiento y limpieza de un puf

Como decimos, aunque los pufs están pensados para ser fáciles de limpiar, no está de más que te fijes en el material de su cobertura.

Los materiales sintéticos como la imitación del cuero o el poliéster serán muy sencillos de limpiar a mano. Los textiles como el algodón, por ejemplo, irán mejor en lavadora, ya que, por lo general, sus fundas son extraíbles.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo